2009: COMENZANDO CON VIAJES

Los primeros del día año 2009 los pasamos recorriendo felices la Habana con Mar que se portó de maravilla. Definitivamente la mejor edad para viajar con bebes es de los 4 a los 7 meses, donde, al menos en mi caso, ya había dejado la lactancia y Mar estaba en biberón y cereal, además su mundo transcurre en el cochecito y no hay lucha porque quiera bajarse de él. La Habana, todo hay que decirlo, está hecha polvo… pero aun así guarda una majestuosidad y un encanto de dama de alcurnia muy bien educada pero bueno, venida a menos, mucho menos…


Nosotros nos hospedamos en el hotel NH central que recomendamos a quienes quieran quedarse en el centro de la Habana vieja, saliendo directamente a la plaza mayor, con todas las comodidades del caso. Pusieron una cuna para Mar y la verdad pudimos organizarnos estupendamente y pasear con su cochecito por las mil calles a un paso de todo.

En la Bodeguita del Medio

En el Floridita, su primera salida de bares! (aunque fuera a las 7.30pm…)

Apenas llegamos a Panamá, a la semana salimos toda la familia en un viaje en crucero aprovechando el recién inaugurado puerto de cruceros en la ciudad de Colón. El Caribe nos esperaba junto a nuevas experiencias para Mar y por sobre todo muchísimo tiempo de calidad, risas y momentos especiales con la familia. Desde España nos acompañó Pili, y en tierra tuvieron que quedarse los Barría Schmitt porque Adrián, con sus dos meses, no cumplía el requisito de los 6 meses mínimos de edad para viajar en crucero.
Para no hacer esto eternamente largo resumiré que Mar tuvo dos primeras experiencias marítimas de lujo…

Primer baño en el Mar en las cristalinas aguas de Aruba…

Obviamente el agua salada le supo asquerosa por más firi-firi Aruba que fuera…

Primer baño en la playa, con la blanca arena de Bonaire…
La arena si le parecio fascinante…

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.