2011. UN MES DESDE EL NACIMIENTO DE ANA

El tiempo pasa volando y ya pasó un mes desde que tengo dos preciosas hijas… La verdad que Ana es un primor que sólo mete el grito cuando tiene hambre y, como es comedora, le doy pecho pero hay veces que toca darle un extra de leche de fórmula para que quede satisfecha, así que le han salido unos cachetitos para mordérselos!!Aunque el doctor nos dijo que desde las dos semanas podíamos llevarla a la casa de la playa, con tal de que no fuera el centro de atención con gente alrededor, tuviera su cuarto y estuviese tranquila, decidimos darle un poquito más de tiempo y esperamos hasta casi cumplido el mes, pero ya hizo su primera ida a Buenaventura. Le fue de lo más bien así que nuevamente vamos a incorporar la rutina de las salidas a la playa los fines de semana. Mar la pasó genial como siempre con el primo, y este fin de semana que fue mi padre, estuvieron felices juagando con el “tito Carlos”, bañándose en su piscina y jugando en la playa donde Ana les acompañó el primer día. Mar está increíblemente bien, está fascinada con su hermana Ana, y la verdad nunca la había visto tan contenta y simpática. No tiene nada de celos, le encanta estar alrededor cuando le doy pecho a Ana e incluso me dice que le de comer en la tele con Dora para poder estar las tres juntas. A veces se le va la mano en eso de considerarla tan portátil… como el día que ella tenía que desayunar para ir al colegio y le tocaba pecho a Ana y me salió con que “dale pecho en el comedor conmigo y desayuno con Ana”. Pues ahí fui, con Ana pegada en un pecho mientras le daba con la otra mano a Mar. Todo el día se la come a besos y le habla de su hermanita a todo el mundo. Cuando Ana llora ella llega corriendo y le toma la mano y le dice “traquila Anita que ya estoy aquí” y abrazaarla le hace feliz. Estoy tan orgullosa de mi hija mayor… Yo, lo que soy yo como persona individual e independiente, aun no existo mucho. Mi último momento de entusiasmo fue cuando ayer llegó el cable para poder conectar la ordeñadora eléctrica… Me dio una emoción que ni que me hubiera llegado el modelo más reciente de Louis Vuitton… con eso digo todo… Mis salidas han estado casi siempre ligadas a mandados relacionados con cosas que les faltan a las niñas (¡las niñas!, hasta me llama la atención referirme así, pero ya son dos, las niñas… mis niñas…) o la casa. En mis planes está la semana que viene comenzar a ir a la oficina para empaparme de nuevo de lo que ocurre. Con las computadoras y los emails uno no se llega a desconectar del todo pero no es lo mismo tampoco. Me siento como oxidada así que ya es hora de ir poniendo mi cerebro con más funciones que la maternidad, por más pereza que en el fondo de.

Ha sido un buen mes. Si tenemos en cuenta que por lo general el primer mes del recién nacido es tan horrible que nuestra mente lo borra del recuerdo en orden de la prolongación de la raza humana. Nadie se embarcaría en otro hijo si lo recordara al detalle.

Ana se porta muy bien y duerme relativamente bien. Hago buen uso de tener enfermera por lo que las noches se la dejo a ella para yo poder ser funcional en el día, pero cuando libra y yo he dormido con ella no la paso tan mal.

No me martirizo con la lactancia, mi prioridad es darle pecho pero, si no se puede, no queda satisfecha o es la toma de la media noche, no me hago rollo mental y le doy, yo o la enfermera, leche mía ordeñada y si no hay, leche de fórmula. Con tal de que la mayoría de la leche sea materna no me complico si complementa con leche de fórmula. Al fin de cuentas sigo las palabras del pediatra que me dijo “prefiero que le des combinada materna y fórmula por mucho tiempo que solamente pecho, te desesperes y me dejes la lactancia en dos meses”

Lo mejor, que Mar está tan estupenda y está llevando lo de la hermana tan genial que todo el mundo alucina y yo doy gracias al cielo!!Como dije, puesto todo en la balanza, ha sido un buen mes…

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.