Se necesita educación sexual ¡ya!

Hoy conmemoramos el día de la lucha contra de SIDA, la semana pasada fue contra el de la Violencia Infantil, por ahí vendrá el de los embarazos precoces, las enfermedades venéreas y otro montón que nos recuerden que el sexo mal llevado es peligroso, acaba con inocencias y la salud mental y física trayendo consecuencias como vidas truncadas, patrones de abusos y hasta la muerte.

Desde el primer día de universidad (y eso ya fue hace 20 años) vengo oyendo EL PODER ES DE QUIEN TENGA LA INFORMACION. Pues bien, eso aplica no solo al mundo empresarial sino a todos los aspectos de la vida. ¡Empoderemos a nuestros niños y jóvenes dándoles información!

Las estadísticas de sida asustan, pero igual de terroríficas son las de abortos, embarazos de niñas y adolescentes, el otro montón de enfermedades de trasmisión sexual y las de abuso sexual infantil. Se habla de cifras de casi un 20% a nivel mundial de niños que son sexualmente abusados ¡Por Dios! Eso son dos de cada diez. Y hoy leía en el periódico que la vida sexual está comenzando por los 12 años. No se puede esperar, hay que informar y educar ¡ya!

No digo que con la educación sexual se erradiquen estos problemas pero, por supuesto que las cosas cambian cuando los chicos y chicas saben las consecuencias, las precauciones (porque si no le enseñan en la casa o la escuela le va a meter un cuento chino su pareja –oficial o de turno- que terminará con sexo sin protección) y los límites.

Hago énfasis en los limites. Hay que enseñar que no es correcto que nadie les mire su desnudez,  mucho menos le toque sus partes o simplemente les haga caricias o besos u otra cosas que les haga sentir incomodos. Sabiendo los límites sabrán lo que NO es normal, por más que otro se lo diga. Hay que reforzarles la seguridad de que está bien y es lo correcto que digan enseguida quién ha intentado o conseguido hacerles ciertas cosas y qué fue; dándoles la seguridad de que serán protegidos. Cualquier niño/a, adolescente o chico/a debe sentirse con la seguridad y en el poder de decir ¡NO!. Y caemos nuevamente a la premisa: EL PODER LO DA LA INFORMACION.

Las opiniones que van en contra de esta educación en nombre de los valores, me disculpan pero ¡qué se las guarden en el bolsillo! Educa valores en tu casa, en tu familia, busca relacionar a tus hijos en lugares que vayan con tus valores pero, la educación sexual, es imperativa y desde temprano. Hace unos días unos días una señora, que yo respeto mucho, me decía “pero es que a niños de siete años les enseñan con bananas a poner condones”. Señores, este es el mundo en el que viven, que cada vez está más guiado hacia el sexo (con lo que yo no estoy de acuerdo pero eso no es lo que importa) pero es la realidad.

Todo, comerciales (cada vez con más bikinis o bailes hula-hula de las caderas), moda (cada vez más pequeña y tan pegada que parecen empacados al vacío), televisión (hasta los dibujos animados, sin hablar del acceso a más de 100 canales de TV), lectura (entre vampiros y Mr.Grey), o el internet (que es una gran herramienta pero también un arma con más filos que una estrella ninja), está sobresaturado con mensajes que refuerzan y incitan a la sexualidad. No podemos aislarlos pero tenemos, por menos, que darles información objetiva. Las decisiones las tomarán sobre los valores que les hayamos inculcado pero, indispensable, que las tomen sobre el conocimiento.

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.