El sapo y yo

Esta es una historia que, considero, merece ser contada… Me río… ¿por no llorar?

Estábamos pasando un día familiar en la piscina cuando Darío vio a este sapo exhausto tratando de salir y, lo sacó.

Mar empieza a gritar emocionada

— ¡Mami! ¡Mami! ¡MAMAAAAAAAÁA! ¡¡Corre!! ¡Un Sapo!… ¡¡Es TU oportunidad!! (palabra dominguera incluida)

Me acerco…

— Mi oportunidad ¿para qué?

— Bueno, mami, tú siempre dices que querías besar un sapo ¿no? Aquí está…

¿Hugh?

* * *

Aquí una foto más completa para que vean la dimensión de “mi oportunidad”. Porque, encima, ni siquiera era la gran cosa…

El Sapo y yo -ana

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

4 comentarios a “El sapo y yo”

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.