Siena y La Ruta del Vino

SIENA

En nuestro primer día completo en la Toscana fuimos a Siena, una importante ciudad medieval de la zona. Teníamos el plan de un día según el blog vivetoscana.com pero en vez de correr de un lado a otro optamos por pasear sin mucho rumbo, y menos prisa, por sus estrechas calles peatonales que parecen salidas de una película sobre el siglo XII. Una ciudad realmente encantadora.

Nuestras paradas oficiales se limitaron a dos:

La Piazza del Campo. El corazón de la ciudad que es una gran plaza en declive coronada por la Torre de Mangia. En esta plaza se celebran, dos fechas al año, los famosos Palios, que son el evento más importante de Siena. El Palio es una carrera de caballos que es tradición desde la Edad Media y tiene los mismos parámetros de las carreras medievales: Básicamente, con tal de ganar, todo se vale. Se monta a pelo. Y la carrera la gana el caballo, con o sin jinete. Debido a la inclinación de la plaza, el gentío, la tensión, la pasión y la velocidad yo no sé como ahí sobrevive ni el gato, vean este video en Youtube que te lo hace vivir. watch

Siena collage

Pero bueno, nosotros no fuimos para el Palio, lo que sí hicimos fue tener una de las comidas más tranquilas en la Plaza. Ante la opción de entrar todos en las apretadas cafeterías resolvimos sentarnos a la sombra en media plaza y, como tantos otros, comprar pizza y comer con espacio, mejor vista imposible y con la opción de que los niños corrieran y jugaran. La experiencia: súper rica. La pizza: bastante maluca. 

La Catedral de Siena es impresionante. Es una de las catedrales más importantes de Italia y, además de ser imponente en su exterior, es maravillosa por dentro. Tuvimos la suerte, sin saberlo, de poder ver “La Biblia en Imágnes” grabada en los mármoles de su suelo (ya que parece que para preservarlos están casi todo el año tapados y los descubren en septiembre) ¡y nosotros los vimos! Ana quiso colarse y correr sobre ellos un par de veces, no quiero ni imaginar si, con tanto cuidado, ven a una infante de dos años (olorosa a pupú a un kilómetro) corriéndole por encima… ¡Glup!

Siena Catedral

LA RUTA DEL VINO Y EL OLIVO

Veamos, NO SE PUEDE IR A LA TOSCANA SIN PASAR POR UN VIÑEDO ¡punto!

Igualmente guiados por la pagina de vivetoscana.com, para nuestro segundo día en la Toscana buscamos las diferentes Fattorias que quedaban cerca de nuestra Villa. De unas quince a las que escribí ¿cuántas me contestaron? ¡dos! Qué latinos… Pero tengo que reconocer que la gente de FATTORIA COLLAVERDE fue de lo más simpática y profesional, y los únicos que ofrecían una gira de un día con almuerzo. Desde Panamá hicimos los arreglos y nos recibieron muy bien.

La gira fue bastante breve aunque concisa pero, el almuerzo sobre las lomas sembradas de vides repletas y listas para la cosecha ¡fue lo mejor de todo! Fue sentirse realmente en la Toscana.

Ruta del vino

Después de una mañana aprendiendo de vinos y olivas y un almuerzo toscano aprovechamos la cercanía para visitar Lucca, una linda ciudad llena de rincones encantadores -todo tipo de comercios- y con una muralla medieval intacta que es impresionante.

LucaOtras entradas relacionadas a estas Vacaciones Europa-2013: Zaragoza. Mis hijas en la ciudad de mi infancia, Barcelona con niños, Nuestra Villa en la Toscana

 

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.