Con el caso de las holandesas en la cabeza

Desde la desaparición de Kris Kremers y Lisanne Froon hace dos meses no puedo dejar de pensar en las veces que pude haber sido yo, en mis hijas y en chips bajo la piel.

Dentro de lo triste que es que finalmente no hayan aparecido vivas, como madre, prefiero llorar la muerte de mi hija que vivir con la angustia de su desaparición sin saber que puede ser de ella. Sus familias comienzan un duelo triste pero cierran el ciclo de desesperación  de su búsqueda.

Con este caso en la cabeza pienso en el par de ocasiones en particular en que podría haberme pasado a mí. De los muchos viajes y lugares que he ido siento que hubo dos viajes pudieron terminar mal, aunque gracias a Dios no fue así.

MARRUECOS:Marruecos

Viajaba con una amiga y teníamos un vuelo que salía de Madrid a Marrakech con escala en Casablanca. El vuelo de Madrid salió con tal retraso que al llegar a Casablanca, como a las 10pm, nuestra conexión había salido hace rato. La aerolínea ofreció pagar la noche de hotel o el cargo de un taxi hasta Marrakech, un viajecito de 3 horas. Nos decidimos por el segundo para no peder todo el día siguiente. Muertas de sueño nos subimos al taxi para quedarnos dormidas enseguida. En lo mas profundo de nuestro sueño el taxi paró en una gasolinera a medio camino –que es lo mismo que decir en medio de la nada- y entre instrucciones incompresibles cambiaron nuestras maletas y arreadas nos pasaron a otro auto. Tan dormidas estábamos que hicimos caso y no despertamos bien hasta llegar a la puerta de nuestro hotel en Marrakesh. Tuvimos suerte. Así mismo, sin darnos mayor cuenta, podríamos haber desaparecido en la mitad del desierto de Sahara, en ese cambio de carros. No seríamos ni las primeras ni las últimas par de chicas solas en caer en las redes de trata de blancas, como poco,  y desaparecer entre las dunas ¿Cómo encontrar a alguien en la inmensidad del Sahara?.

SUDAFRICA.Sudafrica

Cuando viajé a Sudáfrica lo hice con un grupo de amigos y muy bien organizado por Abercrombie & Kent. Pero yo, de arrepinchosa, cuando terminó el viaje no me quise ir y mientras todos volvían a sus países yo me regresé sola a Ciudad el Cabo. Un día en la playa conocí un grupo de cinco chicos que quedaron en pasarme a buscar en la noche para llevarme de bares de locales y no turistas. Vinieron por mí y fuimos bar hopping por los garitos de playa. Yo no se cual de todos estaba más pasado en tragos al final de la noche. Pero, aunque íbamos dando tumbos, me llevaron a mi hotel sana y salva y no fue más que una noche de copas que, mal pensado, podría haber terminado muy mal para mí. Y mis encantadores padres no son Liam Neeson, no hubieran sabido ni por dónde empezar a buscarme en Ciudad el Cabo.

Dando mi opinión sobre el caso de las holandesas diré que a mí me parece ellas no se metieron solitas a la selva. Creo que alguien tuvo que ver y después las cosas acabaron como acabaron. Ahora, ¿indios conejos antropófagos? ¿en serio? si la investigación la quieren dar por perdida díganlo, pero ¡no vengan con sandeces! Lo siento tanto por esas familias…

Creo que todo el que tiene espíritu aventurero le falta una buena dosis de malicia. Aunque gracias a ello conocí medio mundo, si se cae en malas manos las cosas pueden acabar muy mal. Y tristemente este mundo cada vez está más loco y le sobra más gente mala.

Yo crecí bajo las premisas inculcadas por mis padres de “lo único que nadie te podrá quitar es: lo que hayas aprendido, lo que hayas vivido y lo que hayas viajado” Y eso me ha impulsado a vivir muchas experiencias de lo más enriquecedoras, aunque es el momento de darle el crédito a ellos que me dejaron volar. Yo pienso en mis hijas en un futuro y se me hace un nudo en el estómago.

¿Y sí me vienen con que se quieren ir de cooperantes a Afganistán? ¿O a encontrar la espiritualidad meses por la India? ¿O a levantar escuelas en Ruanda? ¿O de mochileras por Latinoamérica? ¡Qué se yo! Qué no sea yo quien les corte las alas pero ¡que tampoco sean ellas la que me maten a sustos!

Pienso en eso, pienso en las holandesas, y la cabeza me saca humo. Hasta que le dije a Darío ¡Se van con un chip con localizador GPS bajo la piel! Tampoco seré Liam Neeson pero, su mamá, las encontrará… Y me puse a investigar…

verichip

En el momento existe un nano-chip con localizador, de creación estadounidense, que se pone bajo la piel de la compañía Verichip, del tamaño del doble de un grano de arroz. Espero que la tecnología siga avanzando a paso de gigante porque tienen mucho que perfeccionar.

Además de guardar información relativa al que lo lleva, para mí lo importante es que puede dar la localización con un margen de error de 10 metros, aunque todavía es por radiofrecuencia -y no satelital- por lo que en sótanos, edificios de hormigón y otros casos puede verse interrumpida la señal. Tampoco es para morirse de la risa que la implantación cueste 10mil dólares pero, lo peor, es que está asociado a un tipo de cáncer letal y de rápida propagación desde la zona de implementación.

Vamos, que queda mucho camino por recorrer en este campo, pero tengo una seguridad que de aquí a quince años habrán hecho las adaptaciones necesarias para volverlo más seguro, más eficaz (GPS) y más comercial en su costo. De todas maneras ya le dije a Mar que a los 11 años regresa a Taekwondo y lo podrá dejar solo cuando se haya ganado el cinturón negro. Igual Ana. No está abierto a discusión. Cuando mis hijas lleguen a la universidad y por el mundo quiero que se entienda alto y claro que cuando ellas digan NO es NO, o, te parto dos costillas la tibia y el peroné. Cualquier precaución es poca para volar por este mundo tan loco y estas chicas me han dejado pensando mucho.

* * *

Las holandesas Lisanne Froom de 22 años y Kris Kremers de 21 llegaron a Boquete el 29 de marzo con intención de aprender español y hacer trabajo social. El 2 de abril fueron dadas por desaparecidas al no presentarse a la cita acordada con un guía local para hacer senderismo. Se organizó búsquedas de rescate con personal de Panamá, Costa Rica y Holanda. A finales de junio aparecieron restos humanos en una zona selvática y aislada de la provincia de Bocas del Toro. Pruebas de ADN confirmaron finalmente que eran los restos de ambas chicas.

…Mi corazón y mi oraciones con sus familias…

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

26 comentarios a “Con el caso de las holandesas en la cabeza”

  1. Tabira

    Mira que he seguido de cerca el caso de las holandesas y pienso que más que ser llevadas por alguien, nunca tuvieron la intensión de adentrarse, sino fue más la curiosidad en el entorno lo que hizo que se perdieran. Lamentablemente estas selvas son iguales por todos lados, una vez adentrada no sabes a donde ir…el recurso que primero uno busca es el cauce de un rio que lo lleve a algun caserío. Lo trágico es que el río Culebra lleva su nombre por las vivoras que hay en sus alrededores…no desestimo la posibilidad de que una vez caminando a orillas del rio hayan sido mordidas por estas vivoras letales lo cuan dejan no mas de 20 min de vida y que por ello hayan sido encontradas muy cerca de la orilla con todas sus pertenencias y supuestamente abrazadas, como comento un rescatista. Lo demás lo pudo hacer cualquier animal…Soy de caracter aventurera también y doy a Dios gracias porque me he visto en situaciones dificiles por imprudencia mia pero que he salido bien y aquí estoy… hay que aprender a medir los riezgos y ser mas cautelosos…pero eso lo digo despues de 57 años de edad y viajes por doquier…porque a los 21 hacía todo tipo de temeridades…Mi Angel Guardian me protegió siempre…Que descancen en paz las holandesitas y su familia….

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Si Tabira, mi ángel de la guarda ha trabajado horas extras muchas veces… Pero sin el espíritu aventurero y sin haber aprendido, visto y viajado mi parte, ni mi vida ni yo seriamos las mismas,besos, p.-

      Responder

      1. Mariangela Araúz

        Muy triste el final de estas dos jovenes chicas. Hay un refran que dice “riesgo es libertad”. Y es muy cierto. A veces nos va bien y otras no tan bien. Cuando nos toca nos toca. A ti querida Paola, te toco seguir deleitandonos con tus escritos.

        Responder

        1. Paola Schmitt Post author

          Hola Mariangela, cierto es que solo nos toca cuando nos toca. Mil gracias por tus palabras para mis escritos!de letras a letras, mil gracias, p.-

          Responder

  2. Katherine Vieto

    Comparto tu opinión con respecto al sentir de los padres. Prefiero saber que han fallecido a seguir buscando con esperanza a algo que no llegará, tener la angustia de si están vivas o no; si me llamarán. Es muy muy duro como padres puedo pensar el hecho de no volverlas a tener a su lado, pero deben tener la tranquilidad que intentaron a capa y espada encontrarlas vivas aunque no consiguieran ese resultado. Ha de ser doloroso no lo dudo, pero creo que es tiempo de que la prensa ya deje de sacar conclusiones sin antes haber agotado todo recurso para saber la verdadera versión de su desaparición. Siento que ellas se adentraron a esa selva obviamente sin conocimiento alguno, se perdieron y murieron de hambre adicional a esto fueron presa de los animales a su alrededor.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Katherine, tristemente no creo que se pueda esclarecerse nada con lo que hay. Pero por respeto no deberían salir con sandeces tan sacadas de la manga como lo de los indios. Mejor digan que no se tienen idea y que no hay como tenerla. Mientras me rompo el coco pensando como será con mis hijas y como podría evitar algo así… Un abrazo, p.-

      Responder

  3. Irma Elena Ruiz

    Hola Paola,
    De igual forma que tu, fui muy aventurera toda mi vida. Estando en la universidad en USA, fui de un lado a otro con muchas familias que a veces me “adoptaban” durante los holidays por estar tan lejos de casa y sin mis padres; y ahora que mas lo pienso, de igual manera hubiera podido ser yo no una, ni dos pero muchas veces y hasta en viajes de adulta que he hecho sola. Ahora, mi caso es actual ya que mi única hija, tiene casi 20 anos, estudia afuera, viaja con amigas, camina por su universidad, sale a cenar y a divertirse de la misma forma que lo hacia yo ( y hasta mucho menos). Lo único que me queda es conversarle, conversarle y pedirle a Dios, a la Virgen y a todos los angelitos que tenemos ella y yo en el cielo, que me la protejan durante cada paso que da de día y de noche. Me ha tocado lastimosamente hasta ensenarle a defenderse y a hacerse la muerta en caso de un shooting en su campus universitario, mall, restaurante o simplemente caminando. Es sumamente triste pero es nuestra realidad hoy día.
    Que Dios le de la fortaleza a esas familias para seguir existiendo.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Irma, cuando miro atrás todas las cosas temerarias que hice, los sitios que fui y lo despreocupada que iba por la vida yo misma trago grueso! Aun así que viera claramente que pudo haber acabado mal me vienen esas dos, pero ¿quien con espíritu aventurero ve claramente? quiero que mis hijas vean el mundo pero casos como el de las holandesas hacen del corazón un puño. A ver si de aquí a que ellas me vengan con el mapa mundo ya mejoraron el chip!!!! Gracias por compartir, un abrazo, p.-

      Responder

  4. Michelle

    Mira que pequeño es el mundo. Yo me gradue con tu hermana que no he visto en 20 años desde que salimos de las esclavas!
    Me he encontrado con tu blog y despues de haber leido me he puesto a pensar las tantas veces que me pudo haver pasado algo y mi angelito de la guarda me ayudo. Es cierto las almas aventureras no tienen malicia muchas veces y nis dejamos llevar por impulsos sin pensar en que el que tenemos a un lado nos puede hacer daño. A mi tambien se me revuelve el estomago solo de pensar que una de mis pequeñas me vaya a decir algun dia que quiere irse como yo lo hize. Y asi sera, hijas de su madre seran como su madre. Pues que ese chip este bien perfeccionado en unos años! Ahora entiendo a mi madre!!!!
    Saludos!

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Michelle, el mundo es un pañuelo!esos impulsos y falta de malicia nos llevo a vivir tantas cosas!!quiero lo mismo para mis hijas, con microchip!!! un abrazo, p.-

      Responder

  5. Mariela

    Este caso debe hacer que se revisen las medidas de seguridad en senderos y parques nacionales. Al igual que tu viaje mucho desde que me fui a estudiar, acampe en las montanas rocosas frente a letreros de “cuidado con los osos” y recuerdo una vez que siendo aun menor que estas holandesas dormi con tres amigos cerca de lascabezas de los presidentes en Mt Rushmore sin tienda de campana. En retrospectiva me las estaba rifando pero en estos paises cada sendero y zona de acampar estaba debidamente senalizsdo, habian guardabosques en la entrada que sabian quienes entraban y salian o no del parque, pero principalmente se aadvertian los riesgos de hacer senderismo muy tarde. En algunos lugares se prohibe la entrada a senderos despues de cierta hora. Entiendo que a estas muchachas las vieron entrando solas al sendero el Pianista y nadie les advirtio (ni en letrero) que el parque nacional La Amistad alberga cinco de las seis clases de felinos de centroamerica. Dos de ellos, el jaguar y el puma, cazan de noche y atacan por detras. El jaguar sigue a su presa antes de atacar. Tamvien hay serpientes y otros animales de picaduras serias. Pienso que a ellas las agarro la noche y no llegaron a ver la luz del dua. Es muy lamentable que haya sido en nuestro pais pero ojala no haya sido en vano y tomar medidas para evitar que vuelva a suceder algo similar. No hay que ser Liam Neeson ni instalar chips cuando un buen letrero, requisitos de guias expertos y personal en una caseta de entrada para registrar visitantes tal vez hubiera marcado diferencia entre regresar con vida o extraviarse en la selva.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Mariela, ya que perdimos todos que al menos ganemos alguna enseñanza, a la selva, como al mar, hay que tenerle muuuucho respeto porque es mas grande que nosotros. También hay que aprender prudencia, aunque a veces una cae en cuenta de ella cuando se salvó por los pelos de alguna experiencia que pudo acabar mal. Un abrazo, p.-

      Responder

  6. Giovanna Ortiz Ros

    Estoy de acuerdo porque me pasa lo mismo: no puedo evitar pensar en qué les pasó a ella. Siempre le pedía a Dios que apareciera un indicio de ellas, lastimosamente, Viva o Muerta. Solo espero que no dejen de investigar. Como país también tenemos parte de culpa, por no ser precavidos y vender un turismo ´seguro´, sin saber si en verdad vive en tierras altas, un asesino en serie o uno de esos fanáticos de estos asesinos; recordemos el caso del Loco Bill, quizás exista otro que quiera imitarlo.
    Es probable que también pudo ser una mala jugada en la naturaleza también, es difícil que alguien sobreviva sin armas, luz, calor y comida ahí. Ellas se confiaron también. Quizás alguien las invitó a entrar y las abandonó, en el peor de los casos, después de hacerle daño.
    Espero y se resuelva este caso. Aunque tengan que venir gente de afuera, creo que por años recordaremos este caso. Hubo otros extranjeros que murieron al entrar ahí y poco se hizo al respecto. Gracias a Dios los padres de estas holandesas se unieron y junto a esa nación, hicieron todo lo posible y conmovieron nuestra nación. Creo que ya es hora que se le pague mejor a los médicos forenses y personal idónea para ser guías y se crea la figura de Guardabosques. Es hora de CREAR y RESPALDAR plazas de trabajo que son NECESARIAS URGENTEMENTE en nuestro país.

    Giovanna

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Giovanna, tristemente no sabremos que fue de ellas, y todo es muy confuso, como aparecieron las pruebas, el estado, el momento… Pero tienes razón, más figuras de guardabosques son necesarias al nivel que esta creciendo el turismo de aventura en Panamá. Un abrazo, p.-

      Responder

  7. Marion Lawson

    Paola eres un pan de Dios!! No puedo creer q encontre a otra persona q sintiera las mismas cosas por este terrible caso ocurrido en nuestro pais. El papa de lisanne explico -pese a la mal imformacion- que una de las cosas que motivo el viaje era que querian ayudar a los niños pobres en Panama. Me parte el alma como terminaron y sobre todo sus ilusiones. Todavia quedamos personas que nos sensibilizamos ante el dolor de los demas. Muchos panameños hemos ignorado el caso asi como otros casos de desaparecidos en nuestro pais.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Marion, qué bueno que coincidimos! Es un caso, como dices al igual que tantos de desaparecidos, que si nos ponemos en los pies de las familias es imposible no sentirlo de verdad. Es muy triste… aunque creo que peor sería vivir con la duda de su paradero en un mundo tan loco… un abrazo, p.-

      Responder

  8. Oriana

    Yo también pienso en todas las imprudencias que he hecho cuando todavía no me decían “señora” y tiemblo. Claro que ninguna incluye vagar por la selva, pues yo estoy clara que mis destrezas de supervivencia son nulas… pero sí, varias imprudencias hay en la bolsa.
    Así mismo “trago grueso” de pensar que Marcos esté en una situación semejante… por eso no refunfuño mucho que el peque me haya salido “precavido” (por no decir medio cobarde), pero igual ya va para verde en el Taekwondo, porque uno nunca sabe… y bueno, este sábado inicia clases de circo para que tenga cómo ganarse la vida si se quiere ir de mochilero a Europa!

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Oriana, si miro mi vida para atrás no puedo dejar de pensar que, o mi madre era muy abierta de mente o muy aérea o yo soy una histérica mamá helicóptero. De verdad le estoy siguiendo al pista a la evolución del microchip… un abrazo y gracias por comentar siempre! p.-

      Responder

  9. Mónica

    Hola Paola! Qué acertadas son tus palabras y estoy segura que muchos padres tenemos los mismos sentimientos de preocupación hacia nuestros hijos. Tengo la dicha de ser madre de dos hermosos seres humanos y mi mayor temor ha sido siempre el perderlos. Mi esposo conoce de todo e hizo de todos en su juventud; y yo deseaba que mi hijo fuera como él e hiciera todas las cosas que hizo su papá, que de una manera u otra te abre los ojos de una manera especial a nuestra vidas…Sin embargo, un día me dijo: “bajo que riesgo??”. Sus palabras retumban en mi cabeza desde ese entonces! Y a la vez recuerdo que tuve la oportunidad de viajar a Europa en mis quinceaños. En Hungría tuvimos la tarde libre y tres amigas nos fuimos a comprar un helado. Allí conocemos a dos chicas y un chico suramericanos estudiantes, quienes nos ayudaron a pedir el helado y luego nos llevaron a pasear por el subway…la pasamos de maravilla, pero bajo que riesgo?? Lamentablemente los riesgos han crecido y cada vez son peores. Aprendamos de los demás para ser mejores, ser prudentes y precavidos. Todo es válido! Descansen en paz estas chicas y que Dios dé fuerza a sus familias.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Monica, es tanta la dualidad, si somos demasiado precavidos nuestra visión de mundo se limita tanto… si se nos va la mano puede acabar tan mal…¿cómo encontrar el balance para darle a nuestros hijos alas para que vuelen lejos y alto sin perderse del nido? es realmente complicado… por eso no me puedo sacar el caso de la cabeza… Como dices, que Dios le de fuerza, mucha fuerza, a esas familias, gracias por compartir, un abrazo, p.-

      Responder

  10. Jorge

    Lo que me tiene consternado… que estas jovenes, que ha recorrido un mundo, les pase este accidente en mi país… Mis más profunda condolencias a las familias.

    Responder

  11. Andrea Alvarez

    excelente escrito!..y si realmente triste y conmovedora historia…Como dices…no es la unica vez que pasa algo asi…diariamente creo que en el mundo alguien sufre de esta manera…SO SAD…paz a sus almas y tranquilidad a sus familias…………

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Andrea, si, como dices, esto mismo pasa aquí y en tantas partes del mundo. Debe ser tan dolorosas situación… gracias por escribir, p.-

      Responder

  12. Ireno

    Paz al alma de estas jovenes y resignacion a sus familias. Se puede conjeturar mucho en este caso, pero es muy importante observar que ellas si tenian nocion del peligro y fueron precavidas, porque si no, para que contrataron un guia para el dia siguiente, simplemente se hubiesen internado en cualquier sendero ese mismo dia, a tempranas horas, no tiene ningun sentido logico haberse internado en el sendero el pianista a las 4 y pico, que a esa hora ya comienza a oscurecer en esas montañas, sin ningun tipo de equipamentos. Para mi fueron engañadas por alguien, porque como es que algunos de sus restos han sido encontrados tan lejos del inicio del sendero y hubo una busqueda masiva en los primeros dias de desaparicion, con helicoptero y todo. La verdad es muy extraño y que tristeza todo lo acontecido con ellas.

    Responder

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.