La vida con los efectos secundarios de la Quimioterapia

Bueno, bueno, he estado algo desconectada porque, como verán, estuve viviendo… digamos que “ciertos contratiempos“.

Y es que la vida con los efectos secundarios de quimioterapia, voy a serles sincera, dista bastante de ser un paseo por el campo.

Algunos saben más que otros de estos pero ¡ni yo me imaginaba todo lo que me esperaba! y vaya, la verdad que es como para llevar el recuento.

Para aquellos que quieren empatizar con nosotros y para aquellos que se embarcan en esta vuelta. Para vosotros, compañeros de batalla… ¡Todo pasa! Honra a tu cuerpo en esta lucha y dale, además de la mejor alimentación y reposo, fuerza con tu espíritu. En esta vuelta él te necesita porque, más o menos, esto es por lo que va a pasar…

VOMITOS E INTESTINOS

El síntoma que más relacionan todos son las nauseas y vómitos. Yo tengo la gran fortuna de que “ese” de los efectos secundarios de la quimioterapia no lo tuve. No tuve vómitos (que con mi cuadro gastrointestinal fue lo más cerca a un milagro) pero, la primera semana después de la quimio si tenía dolores intestinales muy fuertes, me llenaba de gases y ni para que entrar en detalles sobre el estreñimiento que era a otro nivel.

EL PELO

VQ pelo

Este es otro de los síntomas que más se conocen porque, vamos, es como evidente cuando te quedas calva. A mi me ocurrió como a las dos semanas y media de la primera quimio y es así ¡PIM PUM PAO!

Un día te pasas la mano por la cabeza y te salen manojos así como el la foto, a los tres días apenas te quedan pelos en el cogote. Y, digamos, en ningún otro lado. En fin, que en cuatro días la peluquería y la depiladora salen de tus gastos mensuales.

Puede darse el caso de que se te caigan las cejas y las pestañas, a mí no se me cayeron todas pero si bastantes.

Cuando ya tenía la cabeza que parecía cadáver de seis meses, unos cuantos pelos sueltos y grandes agujeros por todos lados, tomé la decisión de raparme la cabeza y fue muy liberador. De verás que es mejor mirarse al espejo calva que con esas pintas, me subió bastante el ánimo. Ahora tengo tres pelucas prestadas pero me es muy difícil acostumbrarme a ellas -me dan calor, me pican o me aprietan-, ¡prefiero los pañuelos!

(La caída del pelo es cortesía de la Ciclofosfamira, uno de los medicamentos de la quimio)VQ pelucas

EL DOLOR DE CUERPO

Para el cuarto día (sí, los síntomas se dan como un relojito suizo y lo que te da en un período se repite igualito en los siguientes para los mismos días, lo mejor es llevar una agenda en el primer ciclo, te dará la seguridad de saber qué te espera y cuándo en los siguientes) el Tylex había que tenerlo a mano porque empieza a darte un color de cuerpo que crees que tienes la rompe-hueso o que, justo antes de despertarte, te pasó una aplanadora por encima sin previo aviso.

La mialgia me acompañó en mayor o menor medida todo la quimio, y aun ahora, no me la saco de encima. No veo el día que me levante y pueda decir “no me duele nada”. Y ésta es cortesía del medicamento Taxotere.

LAS DEFENSAS

VQ defensas

¡Ay, las defensas! Ese fue tremendo frente de batalla para mí.

Muchas personas saben que los pacientes de quimioterapia se les bajan las defensas. La verdadera razón es que nos las bajan con inmunodepresores justo antes de ponernos la quimioterapia para que nuestro propio sistema inmunológico no ataque la medicación de la quimio. De ahí, es una lotería como sigue reaccionando tu cuerpo.  Conmigo fue como hornear un cake sin receta…

Neutropenia Febril. Me pasó en el primer ciclo y eso es que tus defensas básicamente desaparecen, yo llegué al hospital con unos neutrófilos en 200 (el promedio son 1,500), vamos, lista para irme “al otro barrio” con cualquier microbio de pacotilla. Me encerraron en una habitación de hospital sin visitas, con enfermeras y doctores en protocolo de contacto y conectada a dos intravenosas a la vez con mil cocteles de medicación por cinco días. ¡Not fun! Conclusión: El el primer período, en eso de las defensas me quede cruda.

La Neulasta y el paseo por el infierno: Mi doctora no quiere que asuste a nadie pero… ¡recuerdo esto como lo peor de toda la quimioterapia! Para evitar la bajada de defensas del primer ciclo, en el segundo me pusieron una inyección llamada Neulasta (una mierdecita que no tenía ni 5ml y costó $1,600). Esto es algo así como lo último en guarachas para subir las defensas. La intención es que las tuviera tan altas que cuando llegaran los días del bajón todavía me quedaran.

El asunto es que las defensas (glóbulos blancos) se hacen en la médula ósea. Al ponerme esta inyección, se dio en mí, que tuve una super producción tan súbita que los huesos se inflamaron y por una semana yo sentí que me estaba rompiendo desde adentro. Ha sido lo más horrible que he pasado en mi vida.

Pasé días en la cama como un bulto, sin fuerzas ni para levantar una mano y quiérendome morir ya. Mis hijas me bailaban alrededor y yo sólo las miraba como un vegetal deseándoles lo mejor en la vida porque yo, renunciaba. No podía, no quería más. Si alguien me pregunta, yo he estado en las salas del infierno. Fue horrible… Conclusión: Con eso de las defensas, en el segundo ciclo se les quemó el cake.

Neupogen: En vista de que con la Neulasta a mí “como que no me fue muy bien” en el tercer ciclo empezamos con las inyecciones de Neupogen. Cinco inyecciones destinadas igualmente a subir las defensas y que me las ponía yo solita en casa cerca del ombligo. Al ser más paulatinas el dolor de huesos era tolerable y mis defensas se mantuvieron en buen nivel. Conclusión: Con eso de las defensas, al tercer ciclo le dieron con el punto de cocción.

LA BOCA

VQ boca

La boca es todo un misterio. Pasan cosas rarísimas.

Por un lado ¡olvídate de los sabores! Muchas cosas dejan de saberte, y lo que te sabe ya no sabe igual. Parece que las papilas gustativas se duermen, se mueren o se mudan, pero te aseguro que ni una trabaja como acostumbra. La lengua queda toda trastocada.

Las encías se secan y se ponen super sensibles así que toca cambiar de cepillo y de pasta. Hay días que se siente como si se estuvieran encogiendo y apretaran. Es llevable pero ciertamente incómodo.

Yo no tuve llagas, que sí es común, pero a las dos semanas se me abrían dos tajos en las comisuras de los labios y sí era doloroso abrir la boca. Y todas estas gracias son cortesía también del Taxotere.

Nunca alcanzas a tener la boca “normal”, sin una cosa u otra, pero es de lo primero que recuperas una vez sales del veneno este.

LA PIEL

VQ la pies

Otra de las cortesías del Taxotere son las aventuras de la piel. Primero que todo es como si te hubieran cubierto con un leve barniz chocolate que después se va intensificando en varias áreas como las axilas, la ingle y los codos. Y la cara (las manchas de la cara que tanto me he cuidado y que tan a raya tenía) queda a parches.

Sin embargo lo más molestoso fue cuando se me irritó la piel de la cara. En un ciclo fue como si me hubieran dado dos cachetadas con una plancha caliente en plan ¡PAM PAM, toma lo tuyo!. La sentía quemada y ardiendo. En otro ciclos fue la piel de los párpados que estaba roja incandescente. También como si me hubieran dado con un soplete a toda llama.

Y, así que digamos el pan de cada día, es tener la piel de todo el cuerpo reseca y super sensible, como si te hubieras quemado del sol y cualquier roce se magnifica.

LAS UÑAS

VQ las uñas

Pues bien, así como pierdes el pelo puedes perder las uñas. Debido al Taxotere  no sólo toman un color morado sino que la línea del pegado se va retirando y recogiendo, se forman como ampollas debajo y quedan al borde de levantarse con cualquier enganchada, así que mejor traerlas bien cortitas mientras van saliendo las nuevas.

Las uñas de los pies me dolieron tanto que por varios meses no podía dormir boca abajo porque no soportaba el contacto de las uñas con la cama. ¡Ah! ¡Olvídate de zapatos cerrados! Menos mal que vivo en el trópico… Apenas ahora, mes y medio desde la última quimio me aventuro con algunos zapatos.

Esto se está poniendo largo pero, todavía siguen los efectos secundarios de la quimioterapia, esto no es todo…

LAS MANOS

VQ las manos

Las manos se vuelven bastante delicadas, incomodas y hasta dolorosas.

A las dos semanas de la quimio a mí me empezaron a arder como si me las hubiera quemado, pero no las había puesto al calor, y de repente empezaron a ampollarse levemente y luego a pelar. Sí, me estaba quemando de adentro hacia afuera.

Y de la Neuropatia Periférica. A ver, como la explico… Cuando no tienes los dedos dormidos hazte la idea que con un martillo y bastante fuerza te golpean cada uno de ellos. ¿Que primor, eh? Ve consiguiendo quien te ayude a cerrar los botones porque se vuelve misión imposible, yo, aun no recobro la sensibilidad completa.

LOS PIES

VQ los pies

La Neuropatia periférica es acumulativa, con lo que realmente sientes más sus efectos hacia finales del tratamiento pero, para darnos un respiro, también es reversible.

Ahora bien ¿Qué es la neuropatia periferica? Bueno,  es un regalillo del medicamento de la quimio llamado Ciclofosdamira, el mismo que te hace perder el pelo. Este medicamento, más o menos, se come la mielina que es la membrana que cubre las terminaciones nerviosas, así que se podía decir que tus pies y manos “andan de los nervios” y todos sensibles.

En los pies se siente como cuando te quitas los zapatos después de haber estado parada en unos taconazos de punta de 10cm por unas 12 horas. Así mismo, cuando estás que no puedes ni caminar, así mismito.

LOS OJOS

VQ los ojos

Tecnicamente se supone que se secan, te levantas que no ves, pero a mí en especial no me dejaban de llorar. No es que YO llorara, eran mis ojos, a lo independiente. Podía estar teniendo una conversación de lo más trivial y menos emotiva contigo mientras las lagrimas me corrían hasta el cuello. Eso y que de repente te ardían como si te acabaran de echar limón.

Cosas muy raras te digo, muy raras…

LA CONCENTRACION

VQ concentracion

¡Ay! Qué puedo decirles… Todo se te olvida… Y de verdad que no es despiste o falta de interés. Juradito por Snoopy que es también parte de los efectos secundarios de la quimioterapia.

Me ponía a leer un libro y a la media hora me daba la sensación de que ya había visto eso antes, para darme cuenta ahí mismo que me estaba leyendo lo mismo que en la mañana.

¿Trabajar con números? Todo se enreda… ¿Citas…? Agéndalas enseguida, si recuerdas dónde dejaste la agenda, claro. Acostumbrate a ¿Yo no te había dicho esto? y lo peor… ¿Cuándo me dijiste eso? ¿Qué cosa tenía hacer? ¿Quién? ¿Yo? ¡Ay! Se me olvidó!!

Creo que por eso me fue tan fácil comenzar a meditar justamente durante mi tratamiento, nada más fácil que dejar la mente en blanco…

 

¡Puf! Sólo de leer esto me dan ganas de darme palmadas en la espalda por salir adelante. Voy a darme un baño con espumas y un masaje con piedras y aceites exóticos en un sitio donde me reciban con un albornoz y musiquita Zen. Ni yo había caído en cuenta por todo lo que pasé. ¡Me lo merezco!

¿Cómo se enfrenta uno a la vida con los efectos secundarios de la quimioterapia?

…Un día a la vez…

Estando presente cada día y planteándose un día a la vez. No pensando en lo que me falta o lo que me espera. Enfocándose en el hoy y en ahora. La quimioterapia en una batalla que se gana una guerra a la vez.

Para aquellos que nos acompañan y nos quieren dar aliento:

Hay algunas veces que preguntar ¿Cuánto te falta? ¡Ya casi acabas! “Pronto vas a salir de esto”, nos enfoca en todas las guerras diarias que aun tenemos por batallar, y es estresante y aterrador porque “pronto” es una eternidad cuando tu día a día esta lleno de todos estos síntomas. 

¿Quieren saber algo que quita la presión de lo que nos queda? Algo que se agradece es cuando nos ayudan a enfocarnos en nuestro presente y una pregunta que nos reconforta es simplemente…

¿Cómo estás HOY?

Y dejarnos quejarnos y enumerar lo que nos duele y lo que nos molesta y escuchar, sólo escuchar. No es necesario palabras de aliento, basta con que nos hagan saber que nos acompañan. Nosotros también sabemos que esto terminará pero no por eso nos sentimos mejor ahora. Y lo que más reconforta es alguien quiera reconfortarte simplemente escuchando y haciéndote saber que están contigo. Hoy. Ahora.

Mil gracias a todos los que me han acompañado en esta batalla, no tienen idea lo importante que han sido para mi cada comentario, cada nota, cada mensaje, cada llamada y cada like. Mi lucha ha sido más llevadera gracias a cada uno de ustedes.

Mil gracias a todos los que acompañan a tantos otros.

Y a ti, que estás luchando en este momento… ¿Cómo estas hoy? ¡No estás solo!

 

Tento en el tintero nuevas entradas para las próximas semanas, compartirles el proyecto de arte que traigo entre manos que ideé en los momentos más duros de mi tratamiento (donde les explicaré por qué eso es tan importante), los pilares en los que me sostuve en estos tiempos turbulentos y otras cosas.

Es un buen momento para suscribirte al blog, para que seas de los primero en saber de las nuevas publicaciones, además de que me encantará que me acompañes creo que muchas de las cosas que vienen pueden aportarte.

Para terminar hoy… ¿Quieres empatizar y ayudar a entender mejor a quienes llevamos la vida con los efectos secundarios de quimioterapia? ¡Compártelo!

Mil gracias y besos, p.-

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

47 comentarios a “La vida con los efectos secundarios de la Quimioterapia”

  1. Osiris Guerra

    Grande Amiga!. Eres una inspiración!. Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo. Facundo Cabral. El hoy es hoy, sigue concentrándote en eso. Enfocate en tus hijas y en tu familia y en ti y déjanos la oración a toda la gente que te sigue y te apoya, porque se que Dios nos escuchará y obrará en ti el milagro de la sanación.

    Responder

  2. Ana M.

    Espero que HOY estés muy bien. Y mañana también. Y pasado, te mando un abrazo muy sentido pero suavecito para no irritarte la piel. Te admiro mucho. Y te quiero más que mucho.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Ana que bella, mil gracias!! Hoy estoy mejor, hoy ha sido un buen día. Y un día menos 🙂 Gracias!! mil besos y también se te quiere mucho, p.-

      Responder

  3. Milena karin

    Waooo! Disfrute cada linea… porque apenas empiezo y lo ha descrito tal cual… que bueno que ya termino… Gloria a Dios por eso…! Un fuerte abrazo…! Como me reconforta leerla!

    Responder

  4. Graciela

    Querida Pao:
    Que gran don tienes con la pluma, con las gotas de humor que vas derramando en la batalla de cada día, con la fortaleza armada de fe y esperanza y con el animo de superacion ante cada uno de los obstaculos, llámense cabellos, ardores, estreñimientos, resequedades, etc., etc.
    Hoy, te envio un fuerte abrazo !!!

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Chelita, mil gracias! Ya ves, si uno no le echa humor pues se hace más cuesta arriba y además, si no le echara humor no sería yo! Besos, p.-

      Responder

  5. Susy Varela

    Paola que fuerte y valiente eres te recuerdo la oración de Santa Teresa de Jesús en estos momentos de prueba “Nada te turbe, nada de espante, Dios no se muda, la paciencia todo lo alcanza, quien a Dios tiene nada le falta, sólo Dios basta” el Señor nos pone cruces y pruebas en la vida que sí las abrazamos con amor nos purifican y acercan aún más a El, sigue adelante El está siempre a tu lado te quiero mucho!

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Gracias Susy, ciertamente que Dios ha estado a mi lado y he tenido experiencias increíbles de su presencia y su soporte. Y esto ha estrechado aun más la relación con mi fe. abrazos y besos con mucho cariño, p.-

      Responder

  6. Gaby

    Pao! Dios… tanto que uno no sabe… Pao… Me alegra tanto que estés back… y de verdad que te admiro y nos vemos en la Chichita!

    Responder

  7. Eva benitez

    Eres una campeona. Ojalá todos los problemas del mundo se enfrentaran con esa valentía y fortaleza tuya. Animo y considera cada día como el primero del resto de tu vida.

    Responder

  8. Bianca Bayo

    Me encanto tu post! Solo te puedo decir muchas gracias por ser honesta y no perder el sentido del humor q es lo q nos mantiene cuerdos. Espero q hoy te sientas mejor!
    Sigue adelante!
    Un Abrazo!
    Bianca.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Bianca, mil gracias. Pues sí, echándole humor a las cosas se hacen más llevaderas. Creo fielmente que el humor es mejor remedio para TODO 🙂 Un abrazo, p.-

      Responder

  9. Ibeth

    Hola Paola:

    La verdad es que no nos conocemos pero casi te siento como una “vieja” y muy querida amiga.

    Soy fiel seguidora de tu blog… desde que llegó a mis manos la revista Punto y Coma en la que narrabas acerca de la mejor época del año. A partir de allí te he seguido y me he enterado de tu terrible diagnóstico y todo lo que has vivido y has superado gracias a tu fortaleza de espíritu.

    El cáncer es una cosa seria, sin lugar a dudas es, por mucho, una de las más terribles y temibles enfermedades pero SI SE DETECTA A TIEMPO es curable, esto lo sé gracias a personas como tú, que no dudó en buscar opinión médica al primer “bultito” que se sintió y no dejó de lado el seguimiento hasta conseguir la certeza de un diagnóstico y sobre todo, no se paralizó del terror, como hubiéramos hecho muchos de los mortales. sino que enseguida empezó a hablar con su doctor de posibilidades de tratamiento.

    Gracias por ser tan generosa y contarnos todo lo que es importante saber acerca de cómo se vive y se sobrevive a los efectos de la quimioterapia.

    Gracias por ser tan divina persona y hacer tan amena y hasta si me lo permites, tan divertida, toda tu vivencia, no sé de dónde sacas tanta fortaleza y ánimos pero qué delicia es leerte!!

    Espero en Dios que toda esta difícil experiencia quede en tu vida como una etapa más de crecimiento, de renacimiento y que podamos seguir disfrutando mucho tiempo de tus escritos.

    Estoy ansiosa por conocer qué planes tienes a futuro y de qué trata tu próximo proyecto artístico, estoy seguro que será como todo lo que haces, FENOMENAL!!

    Mientras tanto, sólo quisiera saber ¿qué tal te encuentras hoy?

    Un abrazo y todo mi cariño para ti.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Ibeth! que bueno que nos hayamos encontrado en los escritos de Punto y Coma y sigas en contacto con el blog! Hoy, estoy mucho mejor, gracias.

      Definitivamente el haber detectado mi cancer a tiempo fue determinante porque era muy agresivo. Todas las mujeres debemos estar muy pendientes y hacernos las malograrías y exámenes regularmente y sobre todo, apenas detectemos algo no normal… correr a chequearlo!!

      Un abrazo y gracias por seguir el blog! p.-

      Responder

  10. Ana Royo

    Tienes una gran fortaleza. Muchas bendiciones, que Dios te permita superar esta enfermedad, inspiras a muchas personas a luchar y vivir cada momento y el dia a dia.
    Un abrazo grande !!
    Pd soy amiga de tu hermana Bea.

    Responder

  11. Miriam Martéz

    Muy valiente, que terrible, gracias a Dios ya pasó, miles de bendiciones y felicidades por ser tan fuerte y optimista, digna de admirar y copiar su actitud.

    Responder

  12. Jenny Malca

    Excelente tu blog. Lo cuentas tan cual. Mi experiencia fue muy parecida a la tuya. Me hiciste acordarme de muchisimos detalles. Te deseo lo mejor!
    Ojala que cada dia te sientas mejor y que prontamente publiques tu libro que verdaderamente ayudaria a muchos a entender todo lo que uno vivd dia a dia sin quejas y lamentaciones como lo hacen otros.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Jenny, esto de la quimioterapia es una “aventura” llena de retos, hice el recuento porque de tanto cosa y con eso de que la memoria es sabia y selecciona, luego a una se le va olvidando. A mi me hubiera gustado saber a que me enfrentaba, no es que una tenga opción pero de saber no me habría agarrado tan de sorpresa. Y nadie puede contártelo mejor que quien ha pasado por ahí.
      Buena idea, tal vez me anime y escriba un libro mas formal y estructurado de mi “aventura”
      un abrazo, p.-

      Responder

  13. Analida Pitty Ceballos

    Realmente he sentido tanta emoción con cada una de tus palabras, que hasta parece que las hubiese “escuchado” en mi corazón. No me conoces, apenas hemos cruzado alguna vez miradas en los caballos de Clayton y en La Hacienda Country Club, de eso ya muchísimos años; pero, todo el mundo sabe quién es Paola Schmith! Y ahora, este regalo que has dejado para tantas personas que enfrentan esta temible situación, y tantas otras parecidas e igualmente incongruentes y difíciles, es un don de Dios y un regalo para la humanidad. Mereces todos mis respetos y mi admiración y te digo que desde hoy estarás en mis oraciones. Eres una triunfadora en todo el sentido de la palabra, y sé que Dios escribe recto sobre líneas torcidas y que le estás sirviendo como “instrumento de su paz” para toda la humanidad. Gracias por este bello ejemplo edificante de vida. Mis bendiciones.

    Responder

  14. Amalia

    Querida Paola, admiro muchísimo tu valentía y tenacidad. Te mando todo mi cariño y mis buenas vibras para que tengas un lindo día HOY. Besos!

    Responder

  15. Kittin Broom

    Hola Paola! acabo de leer tu blog y es tan exacto casi todo lo que te paso con lo que yo vivi hace casi 4 años con linfoma. He leido tu pagina y me vino a la memoria casi todo. Sabes ahora extraño muchas comidas que deje de comer despues que termine mis quimios por que ya no saben a lo mismo. Te admiro mucho por haber sobrevivido tus tratamientos y nadie mas sabe lo que es pasar por eso hasta que lo haya vivido. La mente controla tu salud y tu puedes contra toda enfermedad si asi te lo propones. Me alegro que no te dejes vencer ya que el Señor te guia en esta prueba y confia en el. A mi me fue tan bien en mis 6 tratamientos que en el 2do pet scan se habian desaparecidos todas las celulas malas. Yo vivo en Houston TX y tuve la bendicion de tener uno de los mejores oncologos,, cuando llegue al hospital el me dio la opcion de irme al MD Anderson pero como creo mucho en los planes de Dios decidi quedarme con mi doctor ya que sabia que Dios me lo habia puesto en mi camino por una buena razon y no me arrepiento.
    Todos los dias me miro la cicatriz en el pecho por donde me pasaban la intravenosa y doy gracias a Dios por darme la oportunidad de vivir un dia mas.

    espero que en tu proxima cita medica te den la noticia que no tengas que regresar hasta 6 meses. Yo casi cumplo 4 años y me hacen el pet scan casi cada 9 meses y rezando que en Diciembre me digan que regrese en un año.

    Buena suerte y sigue teniendo mucha Fe.

    XOXO

    Kittin

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Kittin, ciertamente nadie puede entender a cabalidad lo que es pasar por una quimio a menos que la haya pasado. Son tantas cosas, unas mas pequeñas que otras pero tantas, que justamente quise escribir sobre ellos antes de que se me olvidara. Me habría tomado menos de sorpresa el asunto si supiera que me podia venir encima.
      Yo también soy creyente de las “Dioscidencias” las personas y las cosas ocurren de cierta manera por alguna razón, no hay tal cosa como las casualidades 😉
      un abrazo y gracias por compartirme tu historia, p.-

      Responder

  16. Alejandro Llamas

    Un día a la vez. No te conozco personalmente, pero con solo leer todo este blog me doy cuenta que tienes las fuerzas y las agallas para vencer este mal momento. Dios te bendiga y estare al tanto de tus escritos.

    Responder

  17. Yuyo

    Que privilegio leer este escrito. WAO y triple like!!!! Un gran leccion de como enfrentar aquellas situaciones que por algo llegan a nuestra vida. Un tema dificil narrado de forma refrescante e inspiradora…Te admiro por esa gran Fortaleza y forma de ver las cosas.

    Como estas hoy?

    Responder

  18. Reinier Rodríguez

    Cuentas conmigo HOY, mañana y siempre. Vaya ejemplazo nos das con tu actitud. Con un corazón como el tuyo, pelo, uñas y piel son detalles estéticos. Te queremos mucho, con peluca, greña, pañuelo o gorra de beis.
    Besos!!!!

    Responder

  19. Marina

    Gracias Paola por ser una mujer positiva y encima ser tan bella. Por vivir tu ahora que reconforta y que tanto da esperanza… que nos hace sentir verguenza por preocuparnos por tonterías y que nos hace echar pa’lante….no miremos hacia atrás…no nos convirtamos en estatuas de sal. Hay que a v a n z a r !

    Responder

  20. Karenina

    Hola Paolita, de pronto llegué y empecé a leer tu blog, el INICIO, me sentí tan bien con las palabras publicadas una por una, mil gracias, ya me suscribí, pero de pronto veo este post, te admiro tanto, así como tú, tengo 2 pequeñas nenas, son mi vida, Dios es grande Paolita, sin conocerte, te agradezco mucho las palabras lindas que pones al Cerrar una puerta, y dar inicio a otra, muchas bendiciones para ti, sé que saldrás de esta, mucha Fé, oraré por ti, tus hijas te necesitan. Besos y sigue escribiendo, abrazos y una lluvia de bendiciones para toda la Familia.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Karenina, mil gracias por tus palabras y tus oraciones, bien recibidas! que bueno que te identifiques y compartamos por mis escritos, un abrazo, p.-

      Responder

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.