¡Antes de que te vayas! ¡GRACIAS!

Ya sé que cerrar el 2015 es acción y noticia vieja porque, a ver, todo periódico de diciembre que no haya ido a parar ya a la basura está sirviendo para envolver botellas o para limpiar vidrios pero…

¿Cómo iba yo a dejar ir este año así no más? ¿Escabulléndose por la puerta trasera? No, no ¡IMPOSIBLE!

El 2015 será por siempre un año grabado en fuego sobre mi piel. Sin lugar a dudas el año más difícil de mi vida (y espero que así sea).

Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte.

Mis problemas familiares, que casi desbaratan mi hogar, a principios de año no me mataron.

Un cáncer con su quimioterapia por meses no me mataron.

Cerrar las empresas y perder mi trabajo que ha sido mi mayor sustento por más de 20 años, no me mató.

Sobreviví a que todas esas cosas me pasaran una detrás de otra, dejándome apenas tiempo para sacar la cabeza y tomar una bocanada de aire antes de ser arrollada por una ola tras otra en un oleaje épico.

Llegué a la orilla arrastrandome con el sabor a agua salada apretándome la garganta. Pero llegué.

Y me levanté.

Y hoy me apoyo erguida y casi desafiante sobre mis piernas con la cara al sol y los brazos en cruz.

Contra cualquier pronostico, y por encima de todo: Llegué.

Estoy aquí, lista para seguir adelante y agradecer todo lo que aprendí mientras era sacudida en este año, así que, 2015, antes de que te vayas quiero decirte…

Gracias porque aprendí que el amor se renueva, que puede prenderse, consumirse y volverse a generar. Y cuando resurge lo hace desde un lugar más profundo, más maduro, más evolucionado. Más arraigado en la decisión propia.

Gracias Darío, por estar ahí conmigo para pasar por todo esto y darme tu apoyo, por tus palabras y por tu exclamación cada vez que me atrapa la angustia ¡Vamos a estar bien!

Gracias porque aprendí que la unión de mi familia aun podía hacerse más fuerte, más estrecha, más inquebrantable. Y que puedo volver a ser la niña que necesita de la mano de mamá y papá y aun pasados mis cuarenta ellos siguen ahí para abrazarme y decirme que están conmigo, que tengo su mano y sus brazos para acurrucarme herida y con el cuerpo roto en ellos.

Gracias mamá, ahora que soy madre me doy cuenta de tu fortaleza, a mi se me hubiera partido el corazón de ver a Mar o Ana en estas situaciones y tú me sostuviste llena de serenidad.

Gracias papá, porque este año te he sentido más cerca que en muchos, tu apoyo ha sido importantísimo.

Gracias a mis hermanas Beatriz y Caroline, qué puedo decir, mis compañeras de vida.

Gracias a mis hijas, Mar y Ana, que me cantaron y me bailaron, me raparon el pelo, y me contaban historias cuando no podía levantarme y sobre todo, fueron mi motivación para no dejarme derrumbar. Mis hijas, mi norte.

Gracias porque aprendí que mis amigos, aunque no sean muchos sí son muy sólidos. Y tengo personas que no tenía idea que formarían parte de mi vida y llegaron a ella para quedarse en un lugar especial, lo que me entusiasma de cúantas más estarán por el mundo a punto de llegar.

Gracias a DorisPeggy, Gaby y Claudia, quién tomó a mis hijas bajo sus alas todos los fines de semana en la playa durante mi tratamiento.

Gracias a Adriana V. que estuvo tan pendiente de mi casi a diario, su apoyo, sus consejos y sus ánimos, sus palabras de “No estas sola”. Gracias a Georgette sin quien no hubiera gozado de melena “prizeless” para ocasiones como el cumpleaños de mis hijas, que me pidieron que llevara pelo cuando no tenía ni uno en mi cabeza.

Gracias a las sesiones sanadoras con la coach intuitiva Vanessa Codorniu, cuyas sesiones los domingos fueron un increíble bálsamo. Gracias Vanessa, de verdad que pasar por la quimio contigo me ayudo muchísimo e hizo la enorme diferencia.

Gracias porque aprendí que uno puede recibir un enorme apoyo de personas que apenas conoces, y hasta de quienes no sabes quien son, y  con una frase o una palabra te acarician el corazón y el alma.

Gracias a ti, miembro de mi Tribu querida que me seguiste en con estas entradas en el blog, me alentaste con tus comentarios y sigues conmigo en mis andanzas y reflexiones.

Gracias a todas las personas que me dieron ánimos cayendo al blog esporádicamente, o a través de mi bella comunidad de Facebook. Gracias.

Gracias porque aprendí a hacer un nuevo pacto con mi cuerpo, donde honro sus batallas libradas por mí y me comprometo con sus necesidades físicas e internas. Donde respeto sus tiempos y sus límites.

Gracias porque mi espiritualidad entro en un nuevo plano. Mi conexión con Dios y mi fe está en un nivel de abandono y confianza que encuentra calma y protección en Su mano.

Gracias porque aprendí que soy más fuerte y más recursiva de lo que pensaba. Y que en vez de paralizarme de miedo ante los acontecimientos me monté en mi “modo creador” y descubrí que desde ahí los golpes son retos y los dificultades son oportunidades por desarrollar.  Gracias aquí a la coach Lisa FabregaLisa, me ayudaste a mantenerme enfocada y en acción cuando me sentí suspendida en la nada.

Gracias porque aprendí a parar. Y tú, como guerrera sabrás apreciarlo. Aprendí que uno puede dejar de correr y ser la Mujer Maravilla y… no pasa nada. La idea de que no puedes dejar de hacerlo todo y estar en todos lados solo está en nuestra cabeza.

Probablemente es justo por haber hecho ese cambio mental por lo que puedo ayudar a tantas mujeres, grandes guerreras, que llegan a trabajar en coaching conmigo porque están cansadas de ese paso, de ese movimiento regido por las expectativas que no se sienten propias. Porque las ayudo a encontrar esa conexión consigo mismas y, empoderadas, encontrar el ritmo que desean para sus vidas.

Gracias porque pude pasar del arquetipo de la guerrera al de la soberana y regir mi vida desde allí con un aplomo que catapulta mi confianza en mi misma y en mis capacidades.

2015, antes de que te vayas:

Has sido el año más duro, y en que más golpes he recibido pero, te doy las gracias.

Gracias a ti, hoy…

Soy más fuerte

soy más sabia

y soy más valiente

porque vivo en la certeza de que Dios y el Universo me sostienen.

Y gracias porque dentro de este año loco encontré mi llamado, MI PROPOSITO, que es servir a tantas otras mujeres a encontrar la conexión consigo mismas, con la visión que ellas realmente quieren par sí, trazarse metas alineadas con su propósito intimo y personal, y ayudarles a empoderarse en la creación de sus planes y acompañarlas a llevarlos a cabo. Con mi practica del coaching de vida estoy en mi elemento y fluyo.

¿Quieres crear esta visión de la vida que realmente quieres para ti, alineada contigo misma, donde encuentres paz y la satisfacción de cumplir tus propósitos? ¡ESCRIBEME! Podemos hablar al respecto sin compromiso y comprobar si somos compatibles para expandir tu vida a un nuevo nivel donde pases de la guerrera a la soberana, dueña de tus sueños y tu camino.

¿Conoces a alguien a quien pueda interesarle? ¿O alguien a quien quieras recordarle a lo que no te mata te hace más fuerte si lo ves desde el agradecimiento? Me encantará si ¡LO COMPARTES!

Te invito a ser parte de mi bella comunidad de Facebook

Gracias por haberme acompañado este año, tengo cosas maravillosas que quiero compartir y estoy encantada con este nuevo año y todos los proyectos entre mis manos. Gracias por estar conmigo

FELIZ AÑO ¡Nos lo merecemos!

Un abrazo, p.-

P.D. Si aun no eres parte de mi Tribu me encantaría que lo fueras suscribiéndote al blog ¡Tengo cosas fantásticas para mi Tribu en este año!

IMG_7757

 

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

21 comentarios a “¡Antes de que te vayas! ¡GRACIAS!”

  1. LIBRADA GUERRA DE CARBALLO

    gracias patricia x tus palabras, te felicito x toda tu valentia, feliz año 2016, que traigas muchas bendiciones a ti y a tu familia

    Responder

  2. Pamy

    No sabes como te admiro, eres un ejemplo viviente de valentia y coraje, tantas mujeres vacias de hoy en dia, si pudieran leer este mensaje. Cambiaria el mundo!!!! Yo , me volvi luchadora tambien, pero me vino algo mas tarde que a ti, no importa, este era el momento. El tiempo de D-os es perfecto, un beso Paola

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Pamy, muchas gracias, Dios nos pone en el camino las pruebas que va considerando debemos pasar para crecer, un abrazo y gracias por escribirme, p.-

      Responder

  3. Mary

    Gracias a ti, por permitirme formar parte de tu tribu!. Bendiciones para ti y tu familia!. No dudes de lo mucho que se te quiere!.

    Responder

  4. Vivian Moreno

    Gracias por mostrarse tal y como es, con debilidades y aflicciones…en este mundo de apariencias donde la mayoría de las veces solo dejamos ver lo “bendecida y en victoria” es un aire fresco ver a una mujer enfrentar sus miedos y batallas.
    Gracias por ser genuina, transparente y valiente…y por compartirlo con nosotras.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Gracias Vivian, las vistorias son estupendas pero en mi caso creo que he aprendido mas de mis batallas y enfrentar mis miedos, gracias por acompañarme, un abrazo, p.-

      Responder

  5. Yuyo

    simplememte increible…el poder de convertir las adversidades en trampolin para seguir adelante no es cosa facil y ademas transmitirlo a traves del don de la palabra escrita que tienes no deja mas que decir al año 2015 gracias con todo lo que trajo. Felicidades y y no dejes de escribir!

    Responder

  6. Lizette Luzcando

    Paola,

    Te bendigo por tu fortaleza, fe y determinación… Gracias por tu mensaje tan inspirador… Uno no sabe como Dios te va a responder y en el día de hoy tu fuiste su respuesta; que no importa que tan complicada y difícil veas tu vida hay otras personas con grandes batallas y victorias y ahora sé que no debo perder la fe ni la esperanza.
    Que tengas un 2016 FULL EXPLOTAO de salud, amor, alegrías y nuevos retos a nivel personal y laboral.

    Un abrazo enormeeeeee y espero seguir sabiendo de ti.

    Responder

  7. Yara

    Bendiciones infinitas para ti, tu salud,familia y amigos
    Las palabras en tu blog han calado y tocado profundamente en mí por muchas razones.
    No idealizamos muchas veces lo fuerte que podemos ser hasta que la vida no te da tregua y te toca sacar una coraza fuerte y andar contra todo y a pesar de las lágrimas y el corazón apachurrado, seguimos batallando sin parar.
    Todo suena bonito decirlo, pero uno realmente se pregunta, podré hacerlo?, seré capaz?
    Aún no lo sé…Pero te felicito y bendigo porque tú lo lograstes y seguirás adelante.
    Un abrazo fuerte
    Yara

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Yara, estoy segura que podrás en cualquier situación, realmente viene de la convicción de que es mandatorio seguir. Que quedarse lamiendo la herida no es una opción. Y entrar en el modo del creador y responsable por uno mismo. Las soluciones solo viene de la acción así que es cuestión de seguir andando. Mientras sigas andando y tomando acción avanzas. Lo importante aquí es encontrar el norte hacia donde moverte, eso es lo que me encanta trabajar con mis clientes de coaching. Crear un norte una vision que te de ilusión por tu vida y crear el plan de acción para avanzar hacia allá.
      Creo fielmente que si yo pude hecha polvo todas podemos
      Un abrazo, p.-

      Responder

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.