3 sorprendentes beneficios de parar

beneficios de parar

¿No te ha pasado que hay veces que la vida se te pone con corredera sin fin asi como un hámster en una rueda?

Porque así sin darme cuenta eso me estaba pasando a mí. Igual que el hámster me subi a la rueda porque me gusta lo que hago pero de repente estaba girando y girando y me encontraba entre mareada y cansada.

Tú sabes, cuando haces y haces y sigues haciendo y llega un punto que sientes que no puedes parar, o no sabes como hacerlo sin que te parezca que la rueda se parará por completo o que si te detienes básicamente se caerá tu mundo como tú lo tienes organizado. Y sí, como el hámster entramos a la rodar por el placer de hacerlo pero llega un punto que estás con la lengua afuera.

Pues bien, lo que te voy a decir puede sonar contradictorio en un inicio pero justamente para que la rueda siga rodando y estés feliz en ella…

¡Tienes que parar!

Ya sé, seguro lo has oído mil veces y pareciera que lo sabes pero, cuando te lo planteas en serio, bien que te da un apretón de angustia, un subidón de FOMO (Fear Of Missing Out) y un ataque de culpabilidad, sin embargo, es sólo con la parada que somos capaces de triplicar lo que somos capaces de hacer ¿puedes creerlo?.

Voy a contarte los 3 beneficios de parar que ocurren cuando finalmente te detienes y que los confirmé después de un mes tan intenso como lo fue octubre para mí.

Un mes bastante loco, no me había dado de tanto hasta que me puse a pensar por qué me sentía cansada.

  • Escribí 3 artículos para dos publicaciones (Ellas y Punto y Coma)
  • Filmación de dos programas de televisión (Ellas TV y Dime quién eres)
  • Dos escritos para mi blog
  • ¡4 charlas!
  • Comencé una nueva aventura de la sección quincenal “Coaching con Paola Schmitt” en ID News en Radio Mix
  • Firmé con 4 nuevos clientes para el programa de sesiones privadas 1:1 por 6 meses
  • Mandé contenido para el rediseño de mi pagina web que viene pronto
  • Hice dos obras arte para dos subastas
  • Una peregrinación al Cristo Negro de Portobelo donde caminé 22k
  • y las cosas cotidianas regulares que siempre están andando

Claro, hice este recuento y dejó de extrañarme que me sintiera exhausta y con ganas de meterme bajo las cobijas y desenchufarme.

Yo vivo en Panamá, donde los primero días de noviembre son feriados por las fiestas nacionales y no puedo ni explicarles lo bien que me sentó irme unos días para la playa y asignar 5 días para…

Oficialmente hacer: ¡NADA!

Al principio me sentía extraña. Hasta culpable, seguro sabes como es eso, pero después empecé a abrazar la idea y se asenté en ella.

Cuando dejé de pensar en lo que tenía que hacer o lo que debería estar haciendo, y me permití desconectarme, nuevas ideas comenzaron a llegar a mí como mariposas que se posan pausadamente sobre las flores.

Sin las prisas la creatividad encontró su espacio.

Estas son dos beneficios importantes que ocurren cuando paras:

Tu creatividad fluye y te alineas con tu visión.

La creatividad necesita espacio y tu visión necesita que reconectes con ella para que tus acciones sean congruentes y consistentes con la vida que realmente quieres vivir porque…

No es lo mismo correr que avanzar.

Así, mientras me miraba los pies en una tumbona con el mar de fondo y me permitía hacer nada, me llegó un estupendo plan para el 2017 y reconecté con lo que hago, por qué lo hago y cuales son las mejores acciones que tomar para ello. Y me sentí contenta y en paz y con más ganas que en mucho tiempo de ponerme en acción.

Y aquí viene el tercer beneficio importante que ocurre cuando paras:

Cambias tu estado emocional y de energía y tu vibración interna cambia.

Esto es importante porque está comprobado que todo en este universo es energía y que por ende atraes o repeles todo aquello que vibra en tu misma frecuencia (por más que esto te suene de ilusos Albert Eistein es quien más respaldó esto).

Cuando estás agobiada y abrumada bajas tu nivel de vibración y te privas de oportunidades, relaciones, ideas y “casualidades” que sí ocurren cuando estás en un estado de emocional y de energía de expansión.

Ya ves, aunque pareciera que uno tiene que dar y dar vueltas en la rueda como un hámster para que las cosas ocurran es justamente cuando te permites parar que lo mejor empieza a pasar.

A mí también me cuesta permitirme parar, hay veces que realmente tengo que esforzarme para hacerlo, pero cada vez que lo hago me siento mas renovada en todo sentido y mas llena de ideas y energía para adentrarme en nuevos proyectos que se presentas como por arte de magia y se dan por tomar las acciones correspondientes desde un nuevo espacio interno.

No dejes pasar estos beneficios tan importantes, el saber parar justamente te llevará más lejos.

Recuerda que la creatividad fluirá desde su espacio, te alineas con tu visión y estarás en sintonía con la abundancia y todo tipo de oportunidades que ocurren desde una vibración.

De veras te recomiendo que asignes en tu calendario días para descansar y desconectarte, así sea solamente una horas, recuerda que como ya te hablado antes: lo que no está en tu agenda no existe. ¡Priorizarte! y desde ese lugar vas a dar lo mejor de ti y a los que te rodean.

Porque ambos sabemos que cuando estás cansada y estresada te vuelves intolerante con las personas con quien trabajas y hasta tus propios hijos, por no decir del marido y las suegras. Así que, bueno, este es digamos que un cuarto super beneficio ¿cierto?

¿Estás listo para hacer esa parada y disfrutar de estos maravillosos beneficios?

¡TU MOMENTO ES AHORA!

Un abrazo, p.-

PD: SI aun no eres parte de Mi Tribu Querida me encantaría que lo fueras subscribiendote al blog  para estar más conectados y compartir MUCHOS más!!

 

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

1 comentario a “3 sorprendentes beneficios de parar”

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.