Cómo conseguir lo que quieres

como conseguir lo que quieres

Comenzaré diciéndote lo ineludible…

“El que no sabe para dónde va nunca a llega a ningún lado”.

Y puede ser que tengas claro qué quieres y cómo conseguir lo que quieres por tus medios pero,

¿qué ocurre cuando para conseguir lo que queremos necesitamos de otros?

Los cambios que estás buscando pueden darse en diferentes áreas de tu vida, tanto en lo profesional como en lo personal y, muchas veces, vas a necesitar colaboración de otras personas. Esto puede incluir desde tu pareja, tu jefe, tus compañeros, empleados o clientes.

Voy a contarte de las tres maneras en que solemos exponer y transar por lo que queremos y las razones por las cuales muchas veces no funcionan y no terminan de convencer a ambas partes

Además, voy a exponerte una manera de plantear lo que quieres y necesitas en el momento de la manera en que esta vez sí, ambas partes se sientan ganadoras y realmente conectadas y realizadas con lo que intercambiaron.

Entre las diferentes opciones que pensamos cuando tenemos en mente lo que queremos, está el…

Pedirlo o sugerirlo tan pronto nosotros lo tenemos claro.

Muchas veces, con justa razón, nos llenamos de ansiedad porque tenemos la sensación de que nos van a decir que no, y vaya, soltarlo así a rajatabla es muy probable que nos lleve al no de la otra persona si vas a sacarla de su zona de confort y sus esquemas rutinarios.

Para jugar a lo seguro esta la opción de…

Imponerlo, “así son las cosas ahora”,

Sí la persona lo acepta, entre otras porque no les estás dando opción, es probable que tarde o temprano empezarás a notar que crece un nivel de resentimiento hacia tu propuesta, e inclusive hacia ti.

Los más astutos saben…

Cómo manipular a otros para que terminen haciendo lo que ellos quieren.

La definición de manipulación nos dice que es “Influir voluntariamente sobre alguien para conseguir indirectamente un fin determinado”

Vamos, que la otra persona acceda a lo que tú quieres sin que se note que es justamente lo que tú querías. Seguro que has estado antes en una posición parecida y sabes que cuando una persona se da cuenta que ha sido manipulada pierdes su confianza y la credibilidad.

Por eso se puso tan de moda

Las relaciones ganar-ganar, 50%-50%.

Esto se vuelve un intercambio de favores que pareciera que funciona muy bien si no es porque hay veces que en el fondo cada quien busca recibir y dar en la medida justa que la balanza no se incline hacia ninguno de los dos lados.

Es una negociación continua donde tu energía muchas veces está enfocada en que estás dispuesto a ceder para ganar algo más y miras de reojo que el otro, de paso, también esté ganando y cediendo en el camino. Porque el 50% nunca fue una ganancia completa para nadie.

Lo que voy a proponerte requiere espíritu de entrega al servicio de la otra persona.

Voy a sugerirte un plan basado en la ganancia del 100% para ambas partes.

Esto no se vuelve una transacción sino una relación en la que ambos lados se sienten ganadores, felices y certeros de que están tomando la decisión que más aporta a todos.

Sí estás buscando una solución o proceso consensuado esta es una invitación a que dejes tu energía y tu enfoque en ti mismo y pienses primero que todo en que puede beneficiar a la otra persona lo que tú buscas.

No hablo del 50%, hablo de hasta el 400%.

Yo creo en dar, dar y dar.

Cuando trabajo con personas que tienen que presentar una oferta o solicitar algo de alguien camino a su visión siempre les digo “detállame cinco o más beneficios concretos y estupendos que esto representa para la otra persona”.

Beneficios. Beneficios. Beneficios. Para el otro.

No es dar algo en la misma medida que recibes, es dar todo lo posible.

Hay veces que la otra persona no ve los beneficios hasta que tú, que eres el interesado y que por ende debes pensar en ellos, se los detalles.

Estos beneficios no debes pensarlos según lo que tú creas genial sino sobre que lo que la otra persona necesita o le será de valor desde su lugar y, desde allí, todo lo que le sirve y le aporta.

Si consigues detallar al menos cerca de cinco beneficios realmente buenos para ellos antes de que tú pidas para ti, de verdad es muy difícil que vayas a recibir un no.

No es buscar cinco cosas que ganen para llenar una fórmula, ésta es una cifra que busca estirarte a ti en pensar más y todavía más en lo que puedes dar. Es buscar beneficios pensando como la otra persona y que su ganancia sea del 100% para arriba.

Lo primero que ganarás tú será una confianza y certeza de que lo que buscas no es algo egoísta o en proporciones sólo propias sino que estás ofreciendo algo realmente bueno para el otro también, y eso ya cambia toda la energía de la conversación.

Después, como te dije, es mucho menos probable que te den una negativa si la otra persona ve los beneficios relacionados directamente con ella y pensados con genuina intención entregarle valor y no con una búsqueda de manipular.

Hay gente que cree que saber manipular es de listos. Sin embargo yo creo que saber ponerte en los pies de otro y dar todo lo que puedas por delante antes de pedir, eso sí es de personas brillantes.

Cuando piensas en dar antes de en recibir la vida te sorprende con mucho más de lo que querías.

Creas tu propia vida extraordinaria cuando piensas como aportar en crear para los otros su vida extraordinaria.

Esto es algo en lo que creo fielmente y este articulo me lo publicaron en la Revista Ellas el viernes 25 de noviembre, te lo traigo aquí al blog por si te lo perdiste en La Prensa la semana pasada.

Si todos estuviéramos pensando en dar antes que en recibir, en el otro en vez de en nosotros primero, recibiríamos lo que queremos y además viviríamos en un mundo mejor.

Te invito a que uses este método: piensa siempre en cinco beneficios (mínimo, mínimo, mínimo TRES) que tu idea representa para el otro y consigue lo que quieres, sin manipular.

(Aprovecho a dar las gracias a Fernando Bocanegra por esta foto del encabezado tomada para la revista Blank 2003)

Y tú, ¿Qué opinas de este método? Déjame tus comentarios aquí abajo que los contesto toditos!

Un abrazo, p.-

PD. Si aun no eres parte de Mi Tribu Querida encantaría que lo fueras subscribiéndote  al blog para estar en contacto y compartir contigo mucho más.

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

2 comentarios a “Cómo conseguir lo que quieres”

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.