¿Cómo ser productiva trabajando desde casa?

trabajando desde casa

¿Trabajar desde casa suena como tu sueño?

Pues si no quieres que se te vuelva pesadilla esto es para ti.

Eso de despedir al jefe, o por lo menos verlo mucho menos, tener flexibilidad de horario y locación suela bien ¿eh?

Ser dueña y señora de tu tiempo.

Olvidarte del tráfico y de pelear por un parking.

Dejar atrás los tacones, el blower y la ropa laboralmente apropiada.

Pasarte el día en pijama (¿por qué no?) puede sonarte como el sueño y lifestyle ideal y, así puesto, se entiende.

Hasta que lo pruebas y te das cuenta que la vida se te empieza a volver un guacho.

Y es que te hayas con que la casa y el trabajo se mezclan y terminas trabajando mientras comes y hasta justo antes de irte a dormir -bastante pasada la hora recomendada para verte descansada, simpática y bella mañana- y haciendo súpermercado, organizando la nevera o echándole un ojo a la tele o a los niños cuando se suponía que deberías estar trabajando.

La verdad es que trabajar desde casa requiere mucha disciplina, organización y enfoque si no quieres terminar haciendo todo a medias, nada totalmente bien, y sintiéndote culpable porque no estás haciendo lo que deberías en casi todos los momentos.

Yo hace ya muchos años que trabajo más de la mitad de mi tiempo desde la casa o sin estructura formal, así que me ha pasado todo eso de que si estoy en casa se supone que estoy disponible por lo que las interrupciones son constantes.

También otros suponen que mi trabajo no es tan formal porque no estoy en una oficina, por lo que pueden contar con mi tiempo y presencia.

Y, como los límites son tan delgados, pues también pasa eso de que es fin de semana y estoy trabajando, porque soy como los caracoles ¿no? viajando con su oficina en los hombros.

A veces me da risa, cuando veo los anuncios de la gente con una computadora en la playa como representación máxima de ser tu propio jefe.

Y pienso, si eres tu propio jefe ¿por qué estas medito en tu computadora con ese día tan espectacular en vez de bañándote en el mar? Pero claro, esa parte nadie te la explica.

Reconozco que por mucho tiempo me era imposible trabajar desde la casa, no podía concentrarme y tenía que irme con la computadora bajo el brazo a hincharme a café en algún sitio con wifi, me tomó tiempo que otros entendieran que estar presente no es estar accesible, y yo asumir que no estar en una oficina no significa que no sea necesario tener una estructura de trabajo si quiero ser realmente productiva.

Trabajo con muchas personas estupendas que están creando o reinventándose desde proyectos independientes y están pasado por todo esto, como me paso a mí y como puede que te esté pasando a ti, por eso escribí esto para ti.

Así que te comparto algunos parámetros y estructuras básicos que debes tener para que tu tiempo realmente te rinda y seas productiva trabajando desde tu casa.

1.- Asígnale horario a tu trabajo:

Sin un jefe encima ni una tarjeta que ponchar, requiere de ti formar la estructura que te funciona y cumplirla.

Yo lo he dicho mil veces y lo seguiré diciendo siempre como te lo conté en este, uno de mis escritos favoritos: ¡Lo que no está en tu agenda, NO EXISTE!

Si no pones en tu agenda horarios de trabajo siempre saldrá algún mandado por hacer o algo de la casa que atender.

Si estás trabajando desde casa tienes la suerte de poder establecer ese horario de trabajo como te funcione mejor según tu ritmo de vida, pero debes establecer en tu agenda cual será tu horario mínimo de trabajo y bloquear el espacio para ello con determinación.

Hasta dos a tres horas al día rinden un montón si te enfocas, pero…

…si tu rutina de trabajo está al garete así mismo serán tus resultados.

Es muy fácil que la semana se pase volando sin que hayas avanzado realmente si no designaste qué horas ibas a dedicar a trabajar.

2.- Establece límites y se congruente con ellos.

Como te comenté, puede pasar que algunas personas no consideren que trabajas-trabajas si no tienes un horario ni una oficina. Lo que te convierte en la persona a recurrir para, desde hacer un mandado como ir a tomar un café o llamar para echar cuentos.

Es importante que establezcas límites y hagas entender a los demás que tu horario de trabajo, aunque sea desde tu casa, es igual de importante y serio. Así como no sería apropiado que hicieras ninguna de las cosas anteriores con un jefe tampoco lo es en tu situación.

Cuando te digo que seas congruente es que aprendas a decir que no y además te des tú la seriedad que le pides a otros.

Sí en las horas que dijiste que ibas a trabajar te encuentran enchufada al Netflix pues es normal que interpreten que en verdad puedes hacer otras cosas con esas horas.

Los demás siempre van a tratarte como vean que te tratas a ti misma.

3.- Organiza tu trabajo por bloques de tiempo.

Entrar en estado de concentración en el que fluyes en tu trabajo toma cierto período e interrumpirlo hace que pierdas el hilo y, por ende, que no saques el mejor resultado desde tu zona de genialidad.

Si tienes cuatro pantallas abiertas, más los chats, el teléfono, las redes sociales y los niños corriendo alrededor, estás haciendo el famoso multitasking, el cual no es más que hacer muchas cosas a la vez pero no hacer ninguna verdaderamente bien.

Junta todas las actividades que se asemejen y trabájalas en bloques.

Si tienes emails, contesta y envía al principio o final de jornada y no estés entrando y saliendo de casilla o recibiendo continuas notificaciones.

Si tienes que hacer trabajo que requiere concentración, asígnale un período donde no tengas ningún tipo de distracción (deja tu celular en otra habitación), todo lo que puedas, trabájalo desconectada del internet. Te darás cuenta cuanto avanzas cuando no das una vueltita por el inbox o el Facebook.

Si tienes que hacer llamadas, sal de todas ellas seguidas en vez de esparcirlas durante todo el día.

Designa días por tipo de actividades: Puedes asignar un día para tarea administrativas, otro para crear y desarrollar proyectos e ideas, otro para reuniones, otro para vueltas en la calle y, eres tu jefe, ¡otro para ti!

Si agrupas tus tareas por bloque verás tu productividad subir por los cielos.

4.- Establece límites de trabajo.

Cuando estás trabajando desde casa puede parecer que tienes todo el día para sacar el trabajo, toda la semana y también puedes hacer más durante el fin de semana.

Vamos, que si no le pones los límites a tus horas de trabajo, el trabajo se va a comer tu vida antes de que te des cuenta.

Yo reconozco que en esta fallo más, porque como mi trabajo no lo siento como tal me puedo ir horas sin fin en ello pero…

tu productividad va a depender de que también tengas un balance y espacios para aclarar tu mente.

Establecer en tu agenda en qué horas trabajarás es importante (por eso le dedicamos el primer punto) pero, establecer en qué horas dejarás de hacerlo y no te enfrascarás más en ello, es igualmente vital.

Designa a partir de qué hora no verás más cosas relacionadas trabajo.

Esto te impulsará a ser más productiva en las horas que debes estar enfocada y a llevar una vida más completa estando realmente presente para las demás actividades y personas en tu vida.

Ya ves, como te dije, trabajar desde casa requiere mucha más autodisciplina, enfoque y organización de la que puede parecer en un principio pero

sí tienes estos puntos básicos en mente, puedes hacer que sea muy productivo y compaginar ser tu propio jefe y tener vida personal.

Por más que vayamos en busca de la libertad y la variedad es importante que haya un nivel de estructura para que puedas planificar los resultados que quieres conseguir e ir imparable a por ellos con el estilo de vida que elijas.

Tener estos parámetros a mi me ayuda un un montón como espero te ayuden a ti.

¿Conoces de alguien que está trabajando desde casa? estoy segura que también le ayudará ¿Qué tal si se los compartes? A mi me hará mucha ilusión que apoyes en brindar estas ayuditas a más personas 🙂

Un abrazo, p.-

Paola Schmitt

 

 

 

 

 

PD: Si aún no eres parte de mi Tribu Querida me encantaría que lo fueras subscribiéndote al blog en el recuadro de abajo. Así estaremos más conectadas y podré brindarte, escritos, ofertas y novedades que sólo comparto con la tribu que está en mi lista.

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

6 comentarios a “¿Cómo ser productiva trabajando desde casa?”

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Hortensia, te invito a que veas la sección de ¿trabajamos juntas? y si te sientes identificada coordinamos una sesión exploratoria para conocernos y poder profundizar en el tema, me avisas! un abrazo, p.-

      Responder

  1. Gecibel gudiño

    Excelente articulo tengo 5 años en esto y cada dia tengo menos fuerza. Estoy agotada. Todos en casa creen que por que me quedo aqui puedo hacer lo que le corresponde al otro. A veces siento que no s muy sano emocionalmente trabajar desde casa.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Gecibel, te recomiendo que busques un lugar fuera de tu casa donde puedas hacer el trabajo de más concentración, un cafe-internet, un espacio de co-working . De seguir en casa haz un espacio de trabajo y delimita que cuando estás allí no te pueden interrumpir, así sea una escritorio en una esquina. Recurda que los demás te tratarán como tú te tratas y si no pones tú los limites no nacerá de ellos. Trabaja en decir no, y si puedes, busca un espacio donde trabajar fuera de tu casa al menos un par de veces a la semana. Siento que necesitas un espacio para ti física y emocionalmente, busca dártelo porque solo estando tu bien podrás dar lo mejor de ti. Un fuerte abrazo, p.-

      Responder

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.