Tag Archives: Mar Vasquez


Mi album familiar por Yolanda Vicente

Yolanda Vicente no sólo toma retratos de familias, captura momentos llenos de magia. Por eso os recomiendo que aprovechéis la oportunidad de que está en Panamá para que tengáis también vuestro tesoro en fotos. Para que vuestra memoria esté compuesta de recuerdos como estos

Familia BWMar y Ana sofa rojoMar y yoMar y yo 2Dario y Ana volandoAna princesaAna princesa RosaYa ven ¿Cómo no estar babeada con estas fotos tan lindas?

Yolanda Vicente / FB YoVicente / Cel. 6694.6279

 

 

 

 

Sobreviviendo los cumpleaños de los hijos

¿Qué pasó con los cumpleaños de los hijos de Cheetos, sandwich y cinco amigas en casa? ¿Cómo caímos en estas celebraciones infantiles que requieren más energía, coordinación y presupuesto que un festival?

Tengo que dar gracias que mis dos hijas cumplen el mismo día, sí, para los que todavía no lo sabían así es. Las dos, Mar y Ana, son de 28 de mayo con tres exactos años de diferencia. Por obra y gracias de Dios porque ni fue planeado ni hubo cesárea. Ninguna de las dos nació en la fecha que estaba prevista pero ambas salieron a empujones por ya saben donde.

Para ver las fotos de la evolución de mi muñecas desde la sala de parto pueden ir a aquí: “5 años en fotos de nacimientos y cumpleaños” o “28 de mayo: El día de mis bendiciones”. Y, si bien es cierto que es una encantadora y extraña coincidencia de doble bendición, también es cierto que ese día se vuelve bastante caótico para cumplir con las costumbres que se ha arraigado para las celebraciones de cumpleaños.

Arranquemos con el bendito regalo de los papás que ya no puede ser una Barbie, tiene que ser la tapa del coco, el nova-más-plus-ultra de los regalos porque, de otro modo, quedará relegado y sepultado por la avalancha de regalos que recibirán  de los demás el resto del día. Eso antes de que amanezca porque no han terminado de abrir el ojo y ya están preguntando por él. Mar se despertó a las 5:40am con el grito de “¡ES MI CUMPLEAÑOS!” y no hubo manera de convencerla de que se durmiera un rato más que, al fin y al cabo, en una horita todavía iba a ser su cumpleaños (y con una mamá más feliz, de paso)…

Y ahí le cantamos el primer “Happy Birthday to you del día con velas sobre el pancake del desayuno, el cual engulló para abrir los regalos de “mis papás”. Unas Heelies (zapatillas con ruedas que guardé enseguida a riesgo de terminar el día con un pie entablillado) y un telescopio como para ver a los marcianos hurgándose la nariz que hizo sus delicias.

Happy Birthaday matutinoDespachada Mar para el colegio se levanta Ana, a la cual hay que hacerle la misma parnafelaria pero con las velas sobre el huevo frito, las cuales hay que prender ocho veces porque lo que le mola es soplarlas una y otra y otra vez más. Y por ahí anda por la casa arrebatada con su scooter nuevo “¡con canasta mami!“, como si yo no lo hubiera visto nunca antes…

Yo no recuerdo ninguna especialidad durante mi cumpleaños en todos mis años de escuela pero ahora, hay que estar a la hora acordada exacta con un pastel, platos y cucharas, con globo temático hasta mejor, para cantarle a Mar otro “Happy birthday to you” en el colegio con todos los compañeritos del salón. Y, en mi caso, no he terminado de chuparme los dedos cuando me toca salir corriendo para la otra escuela, con el globo temático a cuestas, para cantarle a Ana su “Happy birthday” con su dulce, el cual dadas las circunstancias me pidieron que fuera kosher, ¿en serio? pues sí, por lo visto o Ana se tragaba todo el dulce solita o tenía que ser kosher para que pudieran comer todos, en fin, lo que toca, toca.

Happy birthday escuelasY en la tarde, con un renglón en el presupuesto del mes nada despreciable, se hace la “celebración formal“. Menos mal que los salones de fiesta organizan una gran parte encargándose de la decoración, comida y parque techado, porque bastante tiene una con coordinar los vestidos, los toques temáticos especiales, “las canastitas” para los niños al final de fiesta, el animador, el fotógrafo, la corredera, los amigos, la familia, la pequeña que no se quiere soltar de la pierna, como para encima sucumbir ante un ataque de pánico con la tormenta tropical que cae todos los 28 de mayo.

Verlas tan dichosas vale la pena, aunque para eso antes de las 5 de la tarde ya llevara dos Red Bull entre pecho y espalda. Disfrutaron como enanas su fiesta de “Frozen”, porque entre “Frozen” y la “Princesita Sofia” las temáticas están acaparadas. Con los amiguitos, la familia, vestidas de Elsa, con una Elsa de animadora y gritando (que es diferente a cantar) “Libre soy” a todo pulmón.

Fiesta Ana-Mar collage

Cuando uno termina de meter la pila de regalos al auto, recoger las ultimas cosas, subir a las niñas en brazos (porque hace rato que no saben donde dejaron los zapatos) y entra a la casa, una piensa que se va a morir ahí mismo. Pero no, no se puede. Porque hay dos enanas exitadísimas con disfraces azules que todavía hay que calmar, convencer de que no se van a poner a abrir regalos ahora porque mamá dijo que no y punto, bañar y acostar a dormir… después, y sólo después, una se puede morir, pero entonces ya no quedan fuerzas ni para eso… Y, esa, es la única razón por la que se sobrevive.

Pronto les subo las “fotos oficiales” de la fiesta, más elaboradas que estas de ojos blancos por el flash del celular, ya pronto, apenas termine de recuperarme…

 

Mami ¿Qué es el alma?… ¡Sonamos!

Y así fue, de la nada y agarrándome fuera de guardia, que Mar me vino con la primera pregunta transcendental. ¡Hay que ver con los niños!

-Mami, cuando yo sea adulta ¿también me vas a querer?

-Mar, aun cuando seas bien viejita yo te voy a seguir queriendo.

-Pero, cuando yo sea bien viejita ¡tú vas a estar muerta!

-Pues te seguiré queriendo desde el cielo.

(Sí, ya sé, yo también lo pensé…yo solita me estaba metiendo en un pantano)

-Y cuando uno se muere ¿cómo se sube al cielo?

(Ya la cosa se estaba poniendo de color hormiga…)

-Bueno, mi amor, uno no se puede llevar el cuerpo al cielo, sólo sube el alma

(¡ZAS! no había terminado de pronunciar la última sílaba cuando ya me vi caer una pregunta del otro mundo…)

Zas!

Y ahí fue…

-Mami ¿Y qué es el alma?

(Como diría Mafalda: ¡Sonamos!)

-Eh…¿No quieres leer un cuento?

(Tenía que comprar tiempo, quince segundos si quiera. Es que esas son respuestas que tienen que salir bien desde la primera vez, que si uno da otra explicación luego todo se enreda más)

-¡Síí! Pero.. ¿qué es el alma, mami?

(¡Glup! Allá vamos…)

-El alma es un pedacito de Dios que todos llevamos dentro y que cuando morimos vuelve al cielo con Dios…

-¡Ah! Ok… ¿Qué cuento me vas a leer?

* * * 

Ya ven, comenzamos a andar por las resbalosas tierras de los “¿Por qué?” y las preguntas trascendentales. Es que una no se puede descuidar en ni un segundo porque en cualquier momento me viene con la de…

-¿Cómo es que llegó el bebe a la barriga de la mamá?

O la más temible de todas que no deja espacio para medias tintas…

 -Mamá ¿Santa Claus existe? ¿¡Si o no!?

28 de Mayo. El día de mis bendiciones

Hoy, hace cinco años, llegó a mi vida Mar. Para definir un antes y un después. Para quebrarme hasta los cimientos y reconstruirme a partir de lo que más me llena. Para ser madre, ser su madre.

La veo tan grande, tan alta, tan estirada, tan madura y tan señorita que no puedo creerlo. Hace tan poco salía de mí para ponerse sobre mi pecho y mirarme, y yo verme en esa mirada, y saber que el universo se había parado para volver a girar a otro ritmo, a su ritmo.

28 de mayo del 2008

28 de mayo del 2008

Hoy, también, hace dos años -por voluntad propia y antes de su fecha- llegó Ana. Para ser el mejor regalo de cumpleaños de su hermana. Para hacer reventar de dicha esta fecha. Para completarme y completar nuestra familia. Para enseñarme que todo lo aprendido no sirve de nada, porque cada hija es única.

Ana, sobre todo, me ha enseñado que el amor por los hijos no se divide sino que se multiplica. Que la miro y el corazón se me quiere salir del pecho, que veo a Mar y me pasa lo mismo. Que las veo juntas y simplemente se me desborda el amor por todos los poros de mi cuerpo y el mundo y mi vida tienen sentido.

28 de mayo del 2011

28 de mayo del 2011

He hecho muchas cosas en esta vida, unas me han definido más que otras, sin embargo, por encima de todo soy madre, soy su madre, feliz madre de dos hijas maravillosas.

Gracias Dios mío por estas dos bendiciones tan inmensas en el 28 de mayo…

28 de mayo del 2013

28 de mayo del 2013

La manzana de la discordia

Sí señores, la manzana de la discordia en mi casa ES, verdaderamente, una manzana ¡la del Ipad!

Desde la Navidad de los tres años Mar tiene su Ipad (gracias a que una amiga decidió pasárnoslo cuando hizo su Upgrade al Ipad2) con montones de juegos que son más avanzados a medida que crece. Es su preciado tesoro. Y, claro ¿qué es lo que más quiere Ana? lo que adore su hermana… 

Ipad 1

Ana todo el día está con lo del “¡Pad Pad!” “¡Pad Pad!” y, con la paciencia infinita que tiene mi hija mayor, Mar se lo cede la mayoría de las veces. La pequeñaja, con menos de dos años, lo prende, toca pantalla, pasa pantalla, abre juegos, juega, cierra juegos, cambia de pantalla, abra otro juego, cierra, pasa para aquí, pasa para allá y así hasta la eternidad (sólo de verla alucino a colores, yo que veo un Ipad y todavía no me le mido). Mientras, Mar, pasado su buen rato mosqueada me dice

– Mami, ya ¿eh? y Ana ¿cuándo me va a devolver mi Ipad?”

Si fuera por la pequeña “¡olvidado! no te lo va regresar ¡nunca!” y no termino de pensar eso cuando ya Ana se transforma y grita como si se le fuera la vida en ello

¡¡¡Mííííííííííoooooo!!!

Mar comienza arrugar la cara y gemir… ¡oh, oh! se han roto las relaciones diplomáticas y la guerra está por empezar… A veces estalla La Tercera Guerra Mundial, otras, queda aplazada cuando Mar es autorizada para usar el Ipad del padre. Mañana será otro día… más o menos igual…

Ipad 2

 

Días de Playa

Este puente por el 1ro de mayo fuimos a la playa e hicimos mil cosas -desde jugar bajo el corotú a ir a casa de los amigos- pero, sin duda, estas imágenes en la tarde, a la orilla del mar, son mi nuevo tesoro…

Maja mar

Se soñó Goya en un día de fiesta una Maja Desnuda mejor que esta…

Maja 2