Tag Archives: ser padre es


El día del padre. Y, hoy en día ¿qué es ser padre?

Ya no son los tiempos de nuestros padres y menos de nuestros abuelos. Los roles han variado. Sin parámetros de referencia, los padres de hoy, se enfrentan a unas expectativas muchas veces más que confusas.

Antes, la situación era más sencilla, las funciones eran menos y más claras. Un padre debía proveer a la casa e imponer disciplina. Todo lo demás era añadidura.

Hoy, con una mujer igualmente proveedora y unos métodos disciplinarios a prueba (porque la correa de antaño demostró aportar más taras que soluciones) a los hombres se les corrió tapete y se les lanzó al ruedo desarmados.

Así, poniéndole el pecho (a falta de más nada) se enfrentan a la paternidad. Esperamos de ellos que sean firmes pero cariñosos. Proveedores pero presentes. Hombres pero que también cambien pañales y cocinen. Que ofrezcan calidad “Y” cantidad de tiempo. Que sepan corregir sin dejar de apoyar. Que den directrices sin imponerse. Que pongan límites sin ser castrantes. Que enseñen a desenvolverse y aprovechar las oportunidades sin faltar a los valores. Que defiendan pero dejen experimentar. Que sean el arco protector y el pañuelo que enjuague lágrimas.  Que sean el padre y el amigo. En fin, que la tienen negra.

(Y bueno, las mujeres nos enfrentamos más o menos a lo mismo pero ya llevamos más años de adaptación y, aunque se nos alivia algo que lo compartimos con las amigas, los libros de autoayuda, la psicóloga y los nuevos “parenting coaches”, contamos en contra algo que a ellos no les afecta mucho: LA CULPA -una no sabe realmente lo que es sentirse culpable hasta que es madre-. Pero bueno, este escrito es para los papás…)

Merecen su día y sus regalos por ese esfuerzo y desempeño en esta tarea faraónica y enigmática. En especial para todos esos padres que lo logran o, al menos, se dejan el pellejo en el intento. A fin de cuentas la paternidad está en constante metamorfosis y, apenas piensen que se saben las respuestas, les cambiarán las preguntas.

Lo maravilloso: Cuando se hace bien, o lo mejor posible, esos niños y adolescentes se convierten en hombres y mujeres con una salud emocional sana que se convertirá en su mejor herramienta enfrentar el mundo y cuando se caigan, que lo harán, sabrán levantarse y seguir adelante.

Este es el nuevo rol del padre: formar hijos que tendrán el valor, las ganas y la confianza de abandonar el nido porque sabrán que, por más lejos que vuelen, ahí estará siempre, abierto para que recuperen fuerzas, reciban apoyo o una palabra de aliento (Vamos, que no se acaba nunca).

Hoy en día, hay que ser padre que cree relaciones afectivas sólidas y permanentes con los hijos. Que de los instrumentos, incentive y apoye la independencia pero sin el desarraigo. Y esos padres pueden ser biológicos, adoptivos, voluntarios, asumidos y muchas veces son abuelos o madres que son padres también. Así que en vez de decir “Feliz día del Padre” diré…

¡¡FELIZ DIA A TODOS LOS QUE EJERCEN LA PATERNIDAD!!

Incluyendo a Darío, un buen padre para mis hijas…