Tag Archives: Tribu


Así debe ser tu tribu para que tú crezcas

tu tribu

¿Sabías que hallazgos como las cuevas de Altamira nos prueban que desde nuestros inicios nos movíamos en tribus? Es más ¿Sabías que la pertenencia a una tribu era básicamente la única posibilidad de sobrevivir?

Ser desterrado de la tribu o perderla era una sentencia de muerte. Y eso sigue arraigado en nuestro cerebro primitivo donde percibimos el rechazo de los demás como peligro casi de extinción.

En nuestra época ancestral, la tribu se cuidaba entre sí y entre ellos se encontraban los dedicados a cada aspecto, desde curanderos y comadronas hasta los que cuidaban el fuego.

Las tareas eran divididas entre todos y estaban los que se encargaban de la defensa del perímetro o los que proveían alimentos de la caza y la recolección; entre todos criaban y cuidaban a los niños y ancianos.

Hoy el concepto y las características de la tribu han cambiado pero, todavía, como mejor nos desarrollamos y crecemos es con el apoyo y contención de una tribu y ésta, no necesariamente es tu familia o tu grupo social.

Tu tribu de verdad es ese grupo de personas que te entienden y te aceptan con todas tus singularidades y sobre todo te apoyan y te impulsan a ser mejor y llegar más lejos.

Tu tribu comparte sus anhelos con los tuyos, habla y escucha tu mensaje y tu idea, entiende que tienes una visión y un camino que has elegido para ti.

Tu tribu está ahí para apoyarte, para animarte, para fortalecer tus alas y que vueles más lejos.

Tu tribu te animará a seguir adelante con ese proyecto, con ese cambio de vida, a no dejarte vencer por el fracaso, estará contigo para encontrar nuevas maneras. Te escuchará cuando quieras desahogarte, te reflejará tu valor y tu coraje cuando dudes de ti misma y se sentará en la hoguera junto a ti cuando necesites compañía en silencio.

Tu tribu te empodera y te hace más valiente, nunca más temeroso.

Tu tribu te hace sentir bien recibida y, lo más importante, con tu tribu eres tú misma, porque no están interesados en juzgarte sino en acompañarte en tu propio proceso de crecimiento.

Tu tribu puede cambiar a medida que tú también cambias y eso está bien.

En tu proceso de evolución constante puede ser que haya personas que no te entiendan, que quisieran que seas o te comportes diferente y en cierta manera que tú sientes que no eres tú, o tal vez no compartan o vean tu visión, y está bien aceptar que esas personas, simplemente, no son tu tribu.

Tu tribu está allí, en algún lado, esperándote y comparte y entiende tu etapa del camino, por lo que se reconocerán mutuamente al encontrarse.

Ya no hay leones cavernarios afuera y, aunque todavía parezca que dejar a quienes han sido tu tribu sea una amenaza de muerte, la verdad es que siempre debes buscar la tribu que quiera lo mejor para ti y te apoye, porque con ese tipo de tribu tú crecerás y tu vida será más extraordinaria.

Además, puedes tener varias tribus que te impulsen a soñar y te acompañen a vivir diferentes aspectos de tu vida.

¿Cómo saber si alguien es de tu tribu?

Porque cuando estás con ellos fluyes y vives en total integridad donde piensas, dices y actúas como realmente sientes y eres, y con ellos no tienes aprensión por mostrar tus lados más extraños y no tienes que usar máscaras.

Y no porque alguien no sea de tu tribu es mejor o peor. Simplemente es de otra tribu y puede que estén viviendo otra etapa diferente a la tuya, con sus propios intereses y códigos de convivencia que funcionan para ellos. Pero, si en algún momento sientes que ya no perteneces, está bien que dejes a esa tribu, y te animo a que vayas a buscar una nueva para ti.

Puede que ya vivas y compartas con tu tribu ¡Qué maravilla!, o puede que estés buscando una. Te animo a que siempre te rodees de personas con las que te sientas entendida, feliz, encendida y acompañada de gente que te inspira.

Recuerda el proverbio africano que dice: “Solo llegarás más rápido, acompañado llegarás más lejos.”

Cuando estás con tu tribu estás en tu hogar, estás viviendo tu vida extraordinaria y te sientes genuinamente acompañada.

Mira a tu alrededor…

¿Dónde está tribu?

Déjame tus comentarios y cuéntame

¿Cómo es tu tribu ideal?

¿Cómo son quienes la conforman?

¿Ya tienes personas a así en tu vida?

Me encantará que vengas a formar parte de Mi Tribu Querida, para estar más conectadas y poder brindarte  herramientas además de mi apoyo en tu camino.

>>Puedes bajarte totalmente gratis AQUI mi ebook “LOS 7 PASOS PARA REINVENTAR TU VIDA” Una Guía práctica para crear una vida que ames todos los días <<

Te mando un super abrazo, p.-

Las lecciones de Atenas

Atenas

Vine a Grecia con la intención de hacer una parada, un silencio, bajarme de ese tren que llamamos vida y que a veces va tan rápido que no sabes si te desconectas y tienes que bajarte a tomar un respiro y verificar la dirección.

Por aquello de la conexión el internet y esas cosas voy un paso atrás actualizándote de este recorrido pero aquí te cuento lo que escribía a la salida de Atenas

Siento que estoy en un momento de cambio al inicio de una evolución, lo siento en mi ser, en mi necesidad de servir y expresarme de nuevas maneras y de buscar también nuevos guías y referentes.

Tantas cosas siento que van quedándome pequeñas.

Siento que voy saliendo de un cascarón para adentrarme aun desnuda a otra esfera.

¿Te pasa?

¿Sentir que estás tomando un giro, que te adentras en nuevas tierras y que eso es al mismo tiempo emocionante e intimidante?

¿Sientes que te entusiasma pero te dan un montón de nervios?

Lo he sentido también en personas que debo dejar atrás y esto lo he realizado en un par de ocasiones recientes, de esas que te dejan descolocada, así de esas que ¡BUM! es como si de repente miraras a la persona como siempre pero la vieras realmente por primera vez.

Y lo veo con curiosidad, segura de que hay algo que debo sacar de esto.

¿Qué necesito aprender? ¿Qué no he estado viendo? ¿Qué está queriendo llamar mi atención?

Es interesante esto de las relaciones con las personas y como en verdad sólo te están reflejando algo de ti.

De ti misma o de lecciones que debes aprender.

Hay que darle mil vueltas al espejo para saber que está reflejando.

Es curioso que además esto ocurra a las puertas de sentirme por iniciar una nueva etapa.

Richard Bach dice en su libro “Ilusiones” (que es precioso):

“Todas las personas y situaciones de tu vida ahí porque tú lo has convocado.

De ti de depende lo que resuelvas hacer con ellas”

Yo elijo cuestionar y aprender.

Entonces ¿Qué quiere decirme eso?

¿Qué parte de mi atrae a ciertas personas, o encuentros de este tipo con ellas, y qué querrá decirme de mi misma ahora?

¿Qué situaciones o personas te están retando a ti en tu vida en este momento y que lección tienes que aprender de ellas? 

Interesante verlo desde ese punto de vista ¿verdad?

Es como raro pero la verdad que a veces toca coachearse a uno mismo.

Yo siempre digo que:

“En esta vida, el que no te suma, que no te reste”

Pero ¿Dónde se pierde la neutralidad? ¿Dónde está el límite?

¿Qué personas te están hoy restando en tu vida? ¿Cómo?

En mi caso creo que ha llegado el momento en que el que no suma, ya está restando.

Wow, escribo esto al mismo tiempo que lo estoy realizando.

¡La neutralidad ya me resta!

Quiero en mi vida relaciones donde todos demos el 100% unos por otros, de corazón, sí, dando el todo por el todo.

Eso quiero, no tener que guardarme ni medirme en como doy ni en como recibo, en que te ofrezco o en que te pido.

Si me paro a tu lado puedes contar conmigo y si no estás en la misma disposición prefiero que no me tomes la energía ni tomes ese espacio, gracias.

¡Me decepcionan tremendamente las personas con dobles agendas!

Ya haré un escrito claro sobre “givers and takers”.

Dónde quiero llegar compartiéndote esto tan íntimo que me ocurre ahora es que cuando te sientes lista para un cambio, para una evolución, tienes que fijarte quienes están a tu alrededor.

Es un momento vulnerable donde debes rodearte de personas genuinamente interesadas por ti.

No todas tus tribus son para todas las etapas de tu vida, y bueno, está bien.

Me lo dice Atenas, una ciudad grandiosa que ha visto pasar por sus calles y templos tantas tribus diferentes en cada momento de su historia.

Y mientras aun recuerdo la sombra de las columnas de sus templos sobre mi, que fueron golpeados por quien no los quisieron o entendieron bien, Atenas me susurra:

“Acompáñate de personas que van a apoyarte para dar el salto y quieren estar ahora y al otro lado contigo, personas a las que real y verdaderamente le importas, porque necesitas más que nunca a quienes van a ser viento bajo tus alas para mantenerte sólida y erguida como yo, por muchos años por venir.”

¿Quiénes son esas personas en tu vida que son viento bajo tus alas y te ayudan a levantarte sólida y segura?

¿Dónde están ahora?

¿Cómo puedes estrechar más esas relaciones?

Y mantente pendiente de las joyas que la vida nos entrega escondidas.

¿Qué pequeña o gran lección aguarda para ser aprendida en cada cosa que te ocurre?

Avanzo abierta a una nueva voz, un nuevo camino, nuevas oportunidades y nuevas tribus.

Creo que esa es la gran lección que me ha dejado esta primera parte de mi viaje a Grecia: Encuentra tu verdadera tribu.

Me la llevo mientras dejo a Atenas tras la estola de espuma blanca del inmenso ferry que me lleva a Santorini.

Con emoción y nervios a la vez, con ansías y dudas, pero voy, y justamente por eso ando buscando en este viaje los fundamentos y las bases empezando con los de la propia civilización.

Siempre hay tanta magia y sabiduría en las ciudades históricas…

Aquí abajo te comparto algunas de mis fotos en Atenas y me encantará que me cuentes en tus comentarios lo que te llega con esta pregunta…

¿Cómo es y dónde está TU TRIBU?

Un abrazo, p.-

En unos días te aviso de mi escrito en Santorini y una experiencia super loca y extraña que sentí.

PD: Si aun no formas parte de Mi Tribu Querida me encantaría que lo fueras subscribiéndote al blog en e recuadro de aquí abajo y poder compartir contigo escritos, anuncios especiales y regalos que sólo le envío a quienes están en la lista de la tribu ¡Ven y únete!

Atenas