MIS CONSEJOS PARA BUENOS VIAJES CON NIÑOS

Como ya comenté antes la clave es organización

Verifica el Weather Channel, si puedes programar tu viaje con un clima cálido es mucho más fácil porque tienes muchas más opciones de actividades. Si tus fechas no son movibles, al menos sabes claro que clima te toca y que días tendrás posibilidades de lluvias, lo cual te ayudará con la programación de la agenda.

Usa y abusa de los cruceros. Si tienes la opción de llegar cerca a una ciudad puerto de cruceros aprovecha la oportunidad de hacer un viaje a diferentes destinos con una sola llegada y desempacada de cosas. Es como ser caracol, la casa va contigo y los niños pueden pronto adaptarse a un solo cuarto y cama nueva. Además la mayoría de los cruceros tienen actividades y áreas para niños de diferentes edades. La cafetería abre a todas horas y tienes una gran variedad de comidas para tus hijos. Las excursiones son programadas de antemano así que tu agenda esta armada con anticipación. No vivir pendiente de empacar y desempacar una maleta es encantador a la hora de viajar.

Busca vuelos con la menor cantidad de escalas posible. Si son transoceánicos apúntate a los nocturnos. Lleva suficientes juguetes, crayolas y meriendas que tengan ocupados a los peques. En esta era de la tecnología los Nintendo DS y el Ipad con varios juegos o libros electrónicos te permitirá llevar entretenimiento vario y comprimido.

Utiliza apartahoteles que cuentan con su cocina y mayores espacios para esparcirse. Tener la cocina contigo te ahorrara los desayunos y posiblemente también las cenas, o parte de ellas. Además procura que los mismos estén ubicados en zonas fáciles de recorrer a pie y cerca de puntos de interés a visitar. Los hoteles o resort con paquetes de comidas incluidas pueden hacer la misma función.

La gran diferencia es alquilar transporte en vez de confiar los traslados en trenes, taxis y aviones. Las correderas para seguir horarios estrictos y el stress que eso produce quedan disipados por completo. Esto hace que no estés tan limitado en cuestión de bultos permitidos o que puedas cargar, mientras quepa en el auto, bienvenido. Además, a menos que vayas a una ciudad con un excelente servicio público, no te confíes de los taxis, cuando llueve o tienes prisas nunca hay a tu alcance. Y cuando lo conseguiste y te quedan 20min para llegar a tu destino o el tráfico está imposible, tu hijo querrá orinar. Tener el control de tus traslados y paradas lo hará todo más fácil. Procura dejar los trayectos más largos para las horas en que tu hijo dormirá en el carro. Bien sea la siesta o ya con el pijama puesto en la noche para cambiarlo del auto a la cama lo más rápido posible.

Consulta con tu pediatra las dosis de cualquier medicina que tu hijo utilice o pueda utilizar. Bien sea para fiebre, vómitos o diarrea, estreñimiento, resfriado, congestión nasal, etc. Las medicinas no son las mismas en todos los países y hay algunos en los que no podrás conseguirla sin receta médica. Procura hacerte con los nombres genéricos de la medicina por si no hay la del laboratorio que generalmente usas.

Si tus hijos son pequeños, y eso va hasta los 5 o 6 años incluidos, y tus paseos van a incluir caminatas turísticas o parques temáticos, NO olvides el cochecito. Los niños no aguantarán todo el tiempo caminando y tu no aguantarás cargándolos mucho rato. Además podrán descansar y hasta echarse un sueñito en cualquier sitio que tú podrás aprovechar para un cafecito o almorzar tranquilamente.

Organiza la agenda con anticipo, de modo que sepas qué van a hacer, qué llevar y qué ponerse. Los días se van sin verlos si cada mañana comienza con la pregunta” ¿y hoy qué hacemos?”. Una agenda estructurada produce una tranquilidad increíble y un aprovechamiento del tiempo fantástico. Gracias al internet puedes buscar actividades para hacer con niños en los diferentes países y ciudades. El Zoo, los parques de atracciones o parque temáticos, los parques al aire libre con área de juegos o la playa o piscina son siempre buenas opciones (recuerda verificar el clima). Lleva una agenda con actividades diarias, no seas totalmente rígido, siempre puede haber cambios de último momento, pero ten tus días ocupados anticipadamente. Te ayudará a empacar para el viaje y a aprovechar al máximo tus vacaciones.

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.