El Miedo a Cerrar

¿Por qué evadimos cerrar ciclos? ¿Qué se esconde detrás de la postergación? ¿Qué estamos ganando con eso? Y sobre todo ¿Cómo vencemos el miedo a cerrar?

La semana pasada terminé mi tratamiento de radioterapia. Eso equivale a que terminé TODO mi tratamiento de cáncer.

¿Salí a festejarlo? ¿Lo posteé en Facebook, Instagram, el blog, o lo grité desde el balcón de mi casa? Pues no.

Mientras el Dr. Britton me decía que ya habíamos terminado a mí lo que me entró fueron ganillass de llorar, que me las tragué. Eso sí, las sentí así con cosquilleo en la nariz, ojo que se quiere desbordar y nudo en la garganta. Pero me las tragué.

Que tontería ¿no? Como que estaba teniendo más miedo que cuando me dijeron la de tratamientos que me venían encima.

Por supuesto no es que quisiera seguir pero, en vez de sentirme lista para salir dando brincos por la calle, me encontré a mi misma afuera del Centro de Radiación petrificada. Básicamente no le dije a nadie que había terminado.

Llevo tantos meses en modo-combate que el hecho que me dijeran “se acabó” me dejó desubicada, como si me hubieran quitado lo que estaba siento parte importantísima de mi identidad igual que arrancarme una curita de tres días. Uno, dos, tres, ¡ZAS! Vaya y siga

¿Y ahora?

En ese momento entendí por qué somos capaces de

quedarnos en una relación que no nos satisface,

en un trabajo que no nos llena,

una casa que se nos viene encima,

en una ciudad que nos agobia

una profesión que no nos representa,

o sólo hablar de ideas pero no lanzarte a ningún proyecto.

Entendí que nos identificamos con nuestro dolor o nuestro agobio.

Nuestra cruz se vuelve parte de nuestra identidad y cerrar ese ciclo requiere más valor que soportarlo.

Requiere el valor de reinventarte desde la incertidumbre.

Postergamos indefinidamente porque cerrar significa empezar desde algo nuevo, desde algo desconocido.

Es impresionante como somos capaces en algunas circunstancias de optar por no ser todo lo felices que podríamos ser antes de optar por lo inexplorado. Como estamos dispuesto a aceptar cierto nivel de miseria antes de salirnos de lo seguro. Pero ¿Qué ganamos?

Postergamos porque, lo aceptemos o no, nos da miedo a cerrar y enfrentar la siguiente etapa. Ganamos el no tener que meternos en lo desconocido y enfrentar el ¿Y ahora?

Y en este momento yo me cuelo y te invito: ahora escribe tu historia, tu nuevo proyecto, desde cero. Ponle ganas, ponle garra, ponle valor.

¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Qué toque volver a empezar de nuevo?

Pues comienza otra vez y vuelve a ponerle ganas, garra y valor. Y mucho humor, que la vida es más llevadera si le echas humor.

Porque… ¿Cómo será tu vida en un año, en cinco o en diez, si no tomas la decisión de cerrar de una vez y empezar algo nuevo?  Ya la vida se te puso plana y te dieron ganas de empezar ¿eh?

Y, ¿Cómo vencemos el miedo a cerrar? Asumiendo y declarando que absolutamente no merecemos una vida sin ilusión.

Cualquier ciclo que estás evadiendo cerrar, te opaca. Es tu hora.

Tú no eres tus cruces.

¡Eres tus ilusiones!

En lo desconocido puede estar la chispa de tu vida. 

Vale la pena ir a buscarla…

¿Conoces a alguien con estos debates? ¿Te debates tú también con el miedo a cerrar algún ciclo en tu vida para empezar de nuevo? ¡Cuéntamelo!

Te invito a que lo compartas con quien quieras trasmitirle el valor para adentrase en lo nuevo, en lo inexplorado ¡En la ilusión!

Un gran abrazo, p.-

P.D. Si aun no eres parte de mi tribu me encantaría que fueras parte de ella suscribiéndote  al blog para más entradas que te impulsen a meterle ilusión a tu vida.

 

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

31 comentarios a “El Miedo a Cerrar”

  1. Yuyo

    Increible como siempre! Felicitaciones por finalizar y ganar esta batalla, una de las tantas que pone la vida y que guerreras como tu salen siempre bien libradas! No dejes de escribir porque tienees un gran talento y es siempre muy refrescante y alentador leer lo que tienes que decir! Saludos!

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Yuyo, pues si, termine esa batalla aunque aun no tengo claro que hacer con mi traje de guerrera… mil gracias por por tus palabras, que bueno que disfrutes mis escritos y me lo compartas, un abrazo, p.-

      Responder

  2. Mary

    Primero es lo primero…. felicidades por concluir el tratamiento. Una batalla dura!. Respecto a tu artículo me viene a la mente el caso de un señor que se encontraba en la Joya, pagando cárcel por 20 años, el día que lo declaron libre, se quedó todo el día fuera de los predios sin saber donde ir. Muchas veces y tal como lo planteas, somos presa de nuestros miedos, porque sea buena o mala la zona en donde nos encontremos, es nuestra y cuesta salir. Un divorcio, el perder a un ser querido, mudarnos, son retos duros de afrontar. El temor a lo que viene es más fuerte.
    Comprendo perfectamente tu reacción, porque la he vivido. Lo importante y como dices, es hacer de tripas corazón y no hacer de esa situación una nueva cruz. Preciosa, te quiero y se que vienen para ti y para todos los que impactas con tu alegría mejores días.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Mary, si, uno va luchando batallas y tiene que aceptar que concluyen y comienza un nueva etapa. mil gracias por escribirme, un abrazo, p.-

      Responder

  3. Caterina

    Querida Pao!
    No es por hecharte flores pero tienes un maravilloso don para trasmitir alegria y llegar aun a pesar de la distancia y las circusntacias. Me encanta leer tus historias, algunas me hacen reir a carcajadas del otro lado de tu pantalla; aun recuerdo la historia de los piojos y otra de los peces de tus hijas. Demasiado comicas!
    Admiro la fortaleza con la que estas llevando esta prueba y le pido a Dios mucha salud para ti.
    Un beso,
    Caterina

    Responder

  4. Jacks

    No te conozco personalmente pero me alegro que estés mejor y que hayas terminado. Que Dios te proteja y te dé mucha bendiciones por tu familia. El temor a cerrar es algo que requiere de mucho valor. Yo misma estuve encerrada en una relación por muchos años que debí de haber dejado hace rato pero estaba acostumbrada a esa persona y perdonaba con la esperanza de un cambio, pero en el fondo sabia que ese cambio solo lo podía dar yo. Se dan las circunstancias y uno empieza a valorarse, a recordar lo grande que uno es y que no necesitas de nadie, solo tu y Dios. Es difícil pero se puede lograr, son “baby steps” pero se logra. Lo importante es tener ilusiones en la vida, por simples que sean la clave radica en las ilusiones, son el motor para seguir adelante. Asi que vivir con ilusiones, con metas por querer cumplir y recordar las bendiciones con las que contamos. La vida en este plano no es eterna, pero debemos saber que una vez culminada las meta aqui, el otro plano sera hermoso. La vida es bella

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Jackie tienes toda la razon, es poco a poco pero uno no debe dejarse identificar por las cruces sino por las ilusiones. Gracia por escribirme, un abrazo, p.-

      Responder

  5. Cris

    Ay Pao cuánto me alegro…la verdad es que nosotras podemos con todo! Me preguntaron mucho por ti en la cena del colegio
    En España, para referirse a esta tendencia a dejar las cosas “para otro día”, se ha puesto de moda una expresión: procrastinar, del latín procrastinare: diferir, aplazar (normalmente por vagancia).Imagino que ya la habrás oído
    Un carro de besos

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Cristina, si, aqui eso del “procastination” esta super en boga, es una palabra elaborada para suplantar el dicho “no dejes para mañana, lo que puedas posponer indefinidamente” jaja
      un abrazo enorme hasta la españa-cañi!! p.-

      Responder

  6. Olga Sinclair

    Eres única, artista de la pluma y el pincel.
    Efectivamente “cerrar círculos” es de valientesy tú eres la Más !
    Te amo amiga ❤️

    Responder

  7. Natie

    Gracias a Dios acaban tus sesiones y Que sean para siempre! Y si los comienzos cuestan salir de la zona de confort y experimentar cosas nuevas da miedo. Lo vivi hace un año tome decisiones que me tomaron mucho tiempo tomar pero después que di el paso ni para atrás para tomar impulso y sigo en mi búsqueda y no me arrepiento y entiendo mis motivos y mis miedos ahora que miro hacia atras me pregunto porque demore tanto? Saludos!

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Natie, así es, cuando vemos en perspectiva nuestros miedos se vuelven pequeños por lo grande que nos hacemos al pasarlos. Por lo general es el miedo lo grande, no el reto. Gracias por escribir. Y si, espero que sea la ultima vez que paso por estos tratamientos! un abrazo, p.-

      Responder

  8. Dania

    Hola Paola, hace mucho llevo siguiendo tu blog. Tu entrada de hoy me ha llegado mucho. Tengo 55 años y en mi vida me ha tocado comenzar un par de veces, pero entre mas años pasan, mas difícil es cerrar ciclos y volver a empezar.
    Me encuentro en uno de esos puntos, y no he querido cerrar un ciclo muy destructivo, y seguir adelante, todo por el temor de que voy a hacer next, pero sabes que, me diste esas palabras de animo, y si, me merezco una vida de ilusión.
    Gracias

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Dania, gracias por ser parte de la tribu!! Espero que manifiestes con convencimiento que no mereces una vida sin ilusiones y eso te de ese ultimo gravo de valor para cerrar cualquier ciclo que no te esté aportado. Ponle ganas. Ponle garra. Ponle valor.
      Tu vida te esta esperando! un abrazo, p.-

      Responder

  9. Susana

    Me encanto mucho tu historia. Me hizo darme cuenta que sin miedo se tiene que seguir hacia adelante, tengo que hacerme un tratamiento de yodo radioctivo para mi hipertiroidismo los medicamentos que en este momento estoy tapando son dañinos para el hígado y los riñones pero el estar aislada por 6 días me pone nerviosa y el que tener que depender de una pastilla por el resto de mi vida me intranquiliza. Pero leer por todo lo que usted paso me dio la fuerza para pensar que todo pasa y se supera. Así me siento mas fuerte para el tratamiento. Muchas gracias por contar tu historia, es muy inspiradora y da mucha fortaleza. Con la ayuda de Dios todo es posible. Dios te colme de bendiciones.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Susana, quiero compartirte que yo pase por un tumor en la tiroides hace un par de años como te cuento en la entrada El bultito que resulto ser sospechoso. Aunque al final el tumor no resulto ser canceroso ya me habían sacado toda la tiroides y hoy en día dependo de mi pastilla diaria que debo monitorear para que no se me descontrole el THS. Y la vida sigue. Y cosas maravillosas aguardan detrás de cada reto.
      Lo que arrastras sin cerrar se convierte en anclas que arrastras y te desgranan la energía y tu capacidad de vivir la vida con ilusión. Te invito a que cierres cualquier ciclo que te esta frenando
      Escribe tu historia de nuevo. ¡¡Animo!!
      Un abrazo, p.-

      Responder

  10. Zeby

    Increíble Pao pero cierto. Mas panico se le tiene al cambio que a una realidad espantosa. Algo asi como mal conocido es mejor q bien por conocer.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Así mismo Zeby, hay que veces que preferimos cierto grado de miseria que enfrentar lo desconocido. Hasta que decides que es tu hora y tu nueva historia te espera.
      Un abrazo, p.-

      Responder

  11. José

    Es tan difícil aceptar que algo lindo acabó, algo que aunque duró poco tiempo te brindó una de las ilusiones más hermosas recibidas hasta el momento, de manera tan perfecta y oportuna, de manera tan especial. Tener que aceptar que acabó es difícil, aún sabiendo que es así, los sentimientos no te dejan avanzar, te mantienen cautivo en la ilusión que volverá a ocurrir…pero sabes que ya no está ni volverá. Empezar cuesta, la vida es bella pero es a veces mejor lo bello conocido que la incertidumbre del futuro. Soltar duele y más cuándo representó tantas cosas…soltar es volver a empezar y a veces quisiera no tener que hacerlo. Lindo escrito, gracias por compartirlo.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola José, cerrar ciclos no es fácil, siempre que nos quedamos en uno es porque de alguna manera algo estamos ganando, hay veces que esa ganancia es no tener que renunciar a algo que nos gustó tanto en un momento. Viene el momento de preguntarnos: en este momento, estar en este ciclo, ¿es lo mejor y mas enriquecedor para mi? ¿Me estoy quedando por no renunciar al “hubiera”, “seria” o “si pasara”? Porque el hubiera es una realidad alternativa en la que no vivimos. Mereces una vida con ilusiones reales, que sean reales hoy.
      Todo ciclo que ha concluido y no cierras te opaca, todo el tiempo en que no estas tomando la decisión por hacer lo mejor para ti no vuelve. Si es tu hora, y es algo que solo tú sabes, toma el paso.
      Un abrazo y gracias por escribir, p.-

      Responder

  12. Desiree

    Hola me encanto su historia y si es muy cierto nos cuesta cerrar la puerta, cerrar ciclos en mi caso tuve una desilusión no una sino 2 veces sabia lo que es y como procedía dicha persona lo mas triste que al lastimarme la primera vez no fue suficiente para mi que permití que lo hiciera por segunda vez, no me excuso y tampoco me justifico, la caída la segunda vez fue dura mas que la primera, tuve que buscar ayuda ya que me sentía perdida, sentía que ya no me amaba a mi misma y quería recuperar ese amor propio que había perdido en el camino amando a otra persona mas que a misma y así han pasado 8 largos meses en donde he sentido ganas de buscar a esta persona, no lo niego la extraño pero hace 8 meses me prometí algo encontrarme, amarme y respetarme pero sobre todo esta experiencia me haría crecer como persona y no permitiría que ningún otro individuo me volviera a herir y jamás me volvería a perder por amar a otra persona mas que a mi misma, “El Perder a alquilen que amamos es el principio para encontrarnos a nosotros mismos” estoy cerrando mi ciclo.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Desiree
      Cerrar todo ciclo es duro y requiere de mucho valor, muchísimo mas del que toma quedarte. Pero en lo desconocido te espera la chispa de tu vida y vale la pena ir a buscarla.
      Yo siempre digo que por mas que duela que bueno cuando a una le rompen el corazón bien duro, porque entonces de das cuentas que, aunque parece que te vas a morir, no te mueres nada. Sobrevives y te levantas mas fuerte, mas sabia.
      Gracias por escribir, un abrazo, p.-

      Responder

  13. Dania

    Hoja José, disculpa me meta en tu comentario, lo que he aprendido de mis experiencias es que los lindos recuerdos siempre perduraran, eso siempre tendrás. Pero hay que saber que deben quedar allí, como solo recuerdos.
    Da miedo horrible volver a empezar, pero hay que hacerlo.
    Ya yo empecé a cerrar mi circulo, nuevamente gracias Paola

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Dania, tienes razón, los recuerdos son de uno y se deben atesorar, así como se deben dejar ir lo que ya no nos hace crecer.
      Que bueno que este cerrando tu ciclo, un abrazo, p.-

      Responder

  14. Tere

    Pao,
    Muchas luz para este nuevo comienzo. Me gusta leerte.
    Soy de las que pospongo y creo que me falta creer en mi.

    Responder

  15. Alejandra

    Que bueno que ya estás en otra etapa, y cuesta mucho tal como dices entenderlo. Los miedos son comunes, yo me he cambiado de país dos veces y sé que los cambios son difíciles, pero al final todo está en la mente. Si dejas de escuchar al entorno y escuchas tu voz interior será más fácil enfrentar el reto, pero uno debe empezar por ahí. Cuesta, no to

    Responder

    1. Alejandra

      Se me fue el comentario sin terminar. Bueno, solamente iba a terminar diciendo, que no todos lo logran, pero me alegra que tú seas una guerrera que tienes tus cables a tierra, las niñas y Darío. Ellos son los que te darán la fuerza par seguir lo que quieras hacer. Abrazos para ustedes!

      Responder

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.