MONEY DATES ¿Cómo hablar de dinero con tu pareja?

Bueno, ya estamos en San Valetin y, como sobre lo que significa la fecha, lo que pienso al respecto , su historia y todo eso ya he escrito, hoy voy a a hablar de otras citas menos románticas pero más necesarias si quieres celebrar muchos felices San Valentines con tu pareja.
A esto le llamo “Money Dates” porque cuando ya nos comimos los chocolates, se secaron las flores y se apagaron las velas sabemos que vivir en pareja  es mucho más que eso y una parte importante es cómo abordar las finanzas de la convivencia.

¿No te ha pasado que nunca parece ser el momento correcto para sacar el tema del dinero con tu pareja?

A mí me ocurre que cuando a mí me parece que tenemos que hablar de costos y gastos como que no coincido en disposición del momento con mi marido y termina siendo una conversación inconclusa de pasillo.

Justamente el otro día se me ocurrió sacar el tema en el auto cuando llegábamos a ciudad y, será porque era tarde, porque tenía la cabeza en otra cosa o porque no era para él el momento, terminó siendo una conversación bastante agria donde la verdad se tocó el tema pero no se habló nada claro.

Por supuesto que me di cuenta de que ¡En casa de herrero cuchillo de palo! Es algo que recomiendo hacer bien hecho con mis clientes y aquí estaba yo haciéndolo al revés.

Uno de las raíces mas gruesas de malos entendidos, rencores y discusiones en las parejas es que no se habla claro del dinero.

Hablar del dinero casi es considerado de mal gusto, ruin y mata pasión pero, justamente lo que no se dice al respecto es lo responsable de la mayoría de las fricciones y hasta rupturas dentro de una pareja.

Mi marido y yo ambos somos emprendedores por lo que eso del cheque y entrada fija no rige en casa. Fijos sí son la mayoría de los gastos así que hablar de las finanzas y las entradas a las arcas familiares es un tema que debemos tratar frecuentemente.

¿Cómo abordar los asuntos del dinero?

El dinero es un tema para abordar como socios. Porque la pareja es muchas cosas pero una de ellas es ser socios, más si convivimos bajo el mismo techo y, además, pretendes retirarnos y llegar a viejitos con un colchoncito que no obligue a nuestros hijos a mantenernos.

Así que, tanto como lo recomiendo, decidí aplicarlo en casa y cuando me entra la piquiña y  creo necesario abordar el tema mando un mail a mi querido esposo, pareja y sobretodo socio en el hogar y le extiendo una invitación formal a un “Money Date”.

Un money date es una reunión de negocios que se aborda como una junta de accionistas del hogar, no de pareja. Ahí se habla de gastos, costos, inversiones, planificación financiera, proyectos futuros, presupuestos, estatus de proyectos actuales y aportes.

A un Money Date uno se presenta preparado como lo harías para una reunión de trabajo donde no se te ocurriría presentarte con un “eh… no sé“, un “digo, ya veremos” o “¿Quién? ¿yo me gasté eso?”. Chequeas los estados de cuenta, revisas el flujo de caja y hablas de proyecciones con propiedad.

Un Money Date no es para soltar nada como “tú siempre me reclamas” o “¿Por qué me miras así? Esa es la misma mirada que me pones siempre que…”. Nada de morritos ni sentimentalismos, ni traer a relucir las visitas de la suegra o la sacada de la basura. Es una reunión de adultos formales con criterio formado que velan por los intereses financieros comunes.

Como no es el tema más apetitoso pues mejor si aclaras con tiempo el día para que a nadie le agarre desprevenido y estén claros de que va el encuentro y que se espera de él.

Organizar tus Money Dates puede garantizarte muchas más noches románticas de San Valentín y sobre todo la estabilidad de saber dónde estás parada, hacia donde te diriges y que estás alineada con tu pareja por el bien de ambos.

Darío y yo vamos agarrándole el ritmo a estas reuniones y en una sentada podemos hablar de ello sin tener medias conversaciones al respecto que te dejan con más en el tintero de lo que te aclaran realmente.

¡Que este tema del dinero no agarre a nadie por sorpresa!

La estabilidad viene de la mano de un buen plan ¡Créalo y dale seguimiento!

¡Compárteselo a quien creas puede implementarlo y mejorar su relación de pareja!

cuéntame ¿Cómo funcionaría el Money Date para ti? ¿Qué opinas de él? ¡Déjame tu comentario!

Te deseo un super Feliz San Valentín y muchos más por venir.

Con el cariño de siempre,

un abrazo, p.-

PD. Si aun no eres parte de Mi Tribu Querida me encantaría que lo fueras subscribiéndote al blog, en especial para todas las cosas nuevas y exclusivas que traigo solo para la Tribu este año.

Te invito también a que me acompañes en la Encantadora Comunidad de Facebook

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

6 comentarios a “MONEY DATES ¿Cómo hablar de dinero con tu pareja?”

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Pilly

      que bueno que te haya gustado! son taaan necesarios para llevar bien la vida de pareja
      vives en Panamá? es donde yo resido
      un abrazo, p.-

      Responder

  1. Zel Jimenez

    Me encanto! el tema del dinero siempre es escabroso, en nuestro caso lo llamamos reuniones de fondo común un plan que implementamos desde que nos casamos y hasta el momento el tema del dinero no ha sido problema para ambos, más cada cierto tiempo tenemos que actualizar todo el plan financiero y hacer los ajustes, que aún así no es fácil. Entre más claro se es con el dinero mejor convivencia hay en el hogar.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Zel, estoy de acuerdo mil, cuanto más claro el tema mejor es la relación porque el daño viene de lo que no se dice y se asume o la inestabilidad de no saber, un abrazo, p.-

      Responder

  2. Anina

    Que bueno esto del Money Date….. a mi me cuesta horrores lograr que nos sentemos a hablar de este tema aunque lo intento y “pido cita para ello” es casi imposible poner fecha y hora, lo que al final acaba en una “encantadora discusión”…. quizás planteándolo de esta manera puede resultar, lo probaré! Money Date here we go!

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Anina, te deseo suerte, es un tema escabroso pero ¡el que persevera alcanza! si consigues ensillar ese caballo en una tónica “cero reclamadora aquí estamos hablando como socios” te sera más fácil insertar estos dates en la rutina. Suerte! un abrazo, p.-

      Responder

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.