¿Qué es resiliencia? ¿Resiliente yo? ¿Y tú?

resiliencia

Resiliencia. ¿Qué es resiliencia? A mí misma se me traba la lengua con esta palabra pero desde hace unos días, debido a Facebook, pienso en ella continuamente.

Sí, abrí mi muro y eso fue lo que sentí al ver lo que estaba allí y venirme todo a la memoria como cubeta de agua fría.

Y pensé sin ápice de duda

Eso es lo que yo soy: resiliente

(y mi corrector de texto se está volviendo loco con estas palabras).

Esta es así como una palabra en boga, pero parece tan de tan última que puede que estés pensado: la he oído mencionar -o no- pero ¿Qué es resiliencia? Me refiero, así como claro, clarito…

Ni creas, que para ser una persona que se declaró resiliente en un sólo segundo ante una foto, tuve que leerme bien la definición en Wikipedia. Es raro, tener una certeza fulminante de que eres algo pero salir a buscar que lo que eres exactamente.

Y es que desde que Facebook decidió hacer los recordatorios anuales siempre me llevo una grata sorpresa, como ver a mis hijas hace una año o cuatro. Pero, claro, como el 2015 fue “una joyita” cada vez que me saca una memoria del año pasado pues no sé con que me puede salir.

Y ya ves, esta semana me salió con la foto que aquí arriba te puse que iba acompañaba con este texto, una “memoria” de las te hacen un puño el estómago:

IMG_8668

Y no pude pensar más que en lo agradecida que estoy porque hoy estoy aquí y tan bien en todos los sentidos. Me siento más completa y realizada que nunca antes después de haber pasado un año capaz de haberme quebrado en multiples sentidos y áreas de mi vida.

El cáncer es un reto emocional y físico tremendo, ver esto me recordó lo que fue la vida con los efectos secundarios de quimioterapia ¡puf! uno hasta que se olvida de todo eso, menos mal que escribí para recordarlo.

El cáncer es como un ejemplo extremo pero creo que demostramos nuestra resiliencia en un montón de diferentes retos.

Pero en general en el 2015, cual película de estas locas de efectos especiales, mi mundo, el mundo que yo conocía, se hizo pedazos y desapareció dejándome suspendida en la nada y por momentos  mis movimientos eran como en cámara lenta, para después en otros momentos pasar a ser rápidos, el espiral, bullicios y semejante a una caída libre (Y yo me he tirado de paracaídas así que sé lo que es eso).

Pero encontré el equilibrio y me paré, me paré sobre mis piernas arraigada en la tierra, sacudida y sin reconocer el terreno en el que me encontraba, pero parada.

Si me preguntan, me sentía como si hubiera aparecido totalmente desorientada en las áridas e infinitas dunas del Sahara. Pero estaba decidida a hacerme camino y encontrar mi norte y dirección y en este nuevo escenario. Sentarme en mi desdicha no era una opción.

Porque creí que podía, porque tuve la certeza de Dios y universo me sostienen y que sólo tengo que seguir dando pasos, pude.

Porque creo que soy la creadora de mi vida y que siempre hay un camino aunque no lo vea en el momento, lo encontré.

Porque creo que la vida puede doblarme pero creo que puedo volver a enderezarme, lo hice.

Y eso es la resiliencia y ser resiliente y así lo define Wikipedia y lo comparto con ustedes:

Resiliencia: Es un término que se toma de la resistencia de los materiales que se doblan sin romperse para recuperar la situación o forma original. Por ejemplo un arco que se dobla para lanzar una flecha, o los juncos bajo la fuerza del viento. Cuando un sujeto o grupo es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por estos. 

Es superar algo y salir fortalecido y mejor que antes.

La resiliencia es el convencimiento que tiene un individuo o equipo en superar los obstáculos de manera exitosa sin pensar en la derrota a pesar de que los resultados estén en contra, al final surge un comportamiento ejemplar a destacar en situaciones de incertidumbre con resultados altamente positivos.”

Pero lo que más me gustó no es sólo la entereza que me da sentirme resiliente sino esta última frase que encontré también en el chorro de información que da Wikipedia

“El ser resiliente no es ser extraordinario: esta capacidad está en toda persona. La tarea es desarrollar esta capacidad con actitud y firmeza.”

Yo creo que soy resiliente y sobre todo yo creo que tú eres resiliente.

Y lo que más satisfacción me da en este nuevo camino que encontré para mi, es estar en un trabajo donde me fascina ayudarte a pararte en tu creador, donde eres consciente de tu resiliencia y de tu capacidad reinventarte, levantarte mejorada siempre y encontrar nuevos caminos, por encima de cualquier cosa.

Yo soy resiliente ¿Y tú?

¿En que momentos te has dado cuenta de tu resiliencia? ¡Me encantará que me los cuentes! Cuando compartimos crecemos todos.

Y si sabes de alguien que también sea resiliente o creas que es bueno recordarle que la resiliencia es una capacidad que está en toda persona y que sólo hay que desarrollarla ¡COMPARTESELO!

¡¡Un abrazo mis resilientes!!!  (de veras que el corrector de texto se está volviendo loco)

p.-

PD. Si aun no eres pare de mi Tribu Querida me encantaría que lo fueras subscribiéndote al blog para que estemos muchísimo más en contacto.

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

12 comentarios a “¿Qué es resiliencia? ¿Resiliente yo? ¿Y tú?”

  1. Gaby

    Wao, Pao! Estamos aprendiendo mucho contigo… Gracias! Me has puesto a pensar con esto de la resiliencia! Y la verdad que creo que uno de los momentos que probaron mi resiliencia fue cuando con anillo en mano y comprometida, decidí no casarme con aquel novio! En serio… No sé ni cómo lo hice! Jajaja! Pero salí fortalecida y segura de mí y mi decisión, pese a la incertidumbre de lo que vendría… Hoy me parece una bobería, pero sé que fue toda la diferencia del mundo!!!

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Si Gaby, uno es mucho mas resiliente de lo que cree, y que maravilla darnos cuentas que es una capacidad que podemos desarrollar.
      Me alegra que hicieras eso porque… me cae muy bien tu esposo jaja
      un abrazo, p.-

      Responder

  2. Meredith

    Descubri mi capacidad de ser resiliente, al pasar por una ruptura amorosa de muchos años, la cual de la noche a la mañana , sin indicios presentes, se termino , porque si !! La otra parte se levantó un buen día y decía no sentir nada por mí , wao tremenda sorpresa !! Uno de los peores momentos de mi vida , en donde sientes que la vida se te destroza, un dolor agobiante ; sin embargo con el pasar de las semanas “acepte” la situación , el dolor disminuía y nació una nueva yo. Mi familia y amistades no lo podían creer , esperaban ver una mujer indefensa y deprimida , y era todo lo contrario , allí descubri que soy resiliente. Todos tenemos esa capacidad .

    Responder

    1. Paola

      Asi mismo Meredith todos tenemos esa capacidad, y nos damos cuenta de ella cuando somos doblados mas alla de lo imaginable y conseguimos enderezarnos antes de rompernos
      Un abrazo, p.-

      Responder

  3. pilly rodriguez

    Mi Pao querida:

    Tambien soy RESILIENTE , ahora que con calma leo el significado de vida de esta palabra me veo como un BAMBU JAPONES AL VIENTO, he pasado por periodios de resiliencia muchas veces y sigo pasandolos pero he descubierto que sin esos pasajes no hubiese creado conciiencia y crecido hasta llegar a SER la mujer que quiero ser y SER completamente FELIZ!!
    Gracias mi Pao por ser una de estas personas que DIOS ha puesto en mi camino para crecer aun mas en RESILIENCIA

    Responder

  4. Lourdes

    Gracias Pao por compartir esto. Soy resiliente y lo he sido muchas veces. Doblarse y volver a enderezarse es duro pero cuando hay fe te alimentas de fuerza y esperanza para lograrlo. Aún lucho con el viento que me dobla pero así mismo quedo más fuerte cada vez que me enderezo. Cada esfuerzo y cada prueba tienen su propósito, yo trato de descubrirlo en el amor de Dios para darle sentido a cosas que en el momento no entiendes. Soy resiliente.

    Responder

  5. Blanca Peralta de Farrugia

    Gracias por hacerme pensar y recordar esta querida palabra “Resiliencia”, ya la había olvidado.
    Me gustaría, cuando creas conveniente, escribir algo en torno a cómo manejamos esa “Capacidad de Saber Aguantar las Cosas Negativas”. Muchas de nosotras a diario, tenemos un gran aguante, y sobrellevamos ciertas situaciones, pero existen otras mujeres que realmente pierden la calma.
    Gracias mil por tus escritos.

    Responder

  6. Ma. Magdalena Solís

    Me gusta mucho leerte, me parece todo tal cual nos ocurre. Al principio pensé que era un blog solo para mujeres profesionales (oficinas, ejecutivas, etc.) después he descubierto que es para mujeres.
    Yo creo que soy resilente, en cuanto soy capaz de enfrentarme día a día a mi vida y salir adelantes, siendo ama de casa es muy fácil encontrarte con la frase ¨a tu no trabajas¨uff como duele, por que no solo trabajo muy duro en y por mi familia y nuestra casa, sino que ademas me enfrento quizás con mas frecuencia a la realidad de mis hijos y las preocupaciones de mi esposo. Estoy en el frente de batalla todo el tiempo y también soy la primera que recibe las balas.
    Y estoy totalmente de acuerdo con pedir ayuda, lo malo es que tuve que aprenderlo a las duras, tuve que enfermar para saber que no soy superpoderosa y que si necesito ayuda debo pedirla.
    Aun estoy en el proceso de aprender a pedir ayuda sin remordimientos y que alguien me pregunte que por que, yo que no trabajo necesito ayuda.
    Saludos.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Magdalena, hay veces que el trabajo de casa es el mas ingrato, porque se percibe como que no se trabaja y en realidad es un trabajo 24/7 donde eres el soporte de todo y todos y cuidando la espalda de los demás a veces se nos olvida cuidar la propia.
      También tuve que enfermar para ver eso.
      Cuando pides ayuda en verdad estas ayudando a todo tu entorno porque cuando tú estás bien te relacionas con los demás y las situaciones desde un lugar mucho mejor.
      Pide ayuda para ti y porque quieres tener una mejor relación con los demás.
      Un abrazo, gracias por compartir, p.-

      Responder

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.