¿Estoy siendo egoista?

ser egoista

En estos días me di cuenta que necesitaba ponerme a mi como prioridad. ¿Es eso ser egoísta?

¡¡Pues necesitaba permitirme ser egoísta!!

Y es que durante el fin de semana empecé a reconocer un sentimiento como de león enjaulado dentro de mí que he sentido anteriormente y que me suele llevar a reventar o a ponerme muy irritable e intolerante con lo que me rodea.

Así que hice mi trabajo interno.

Me senté a pensar donde es que me estaba sintiendo aprisionada y esto es lo que vi.

Sentía que corría por todo y todos y que no estaba dedicándome tiempo para mí.

Que no había separado, en bastante tiempo, un espacio para hacer algo por mi según lo que yo quieres hacer en ese momento, que podía ser sentarme a escribir con calma o deambular sin rumbo ni propósito.

¿No te ha pasado que te provoca gritar “quiero escaparme un rato y hacer lo que me venga en gana”?

Pues bien el tiempo que uno se dedica a uno mismo es gasolina para nuestra vida y arcoiris para la vida de los demás, porque cuando uno está bien, que quede claro, los que están alrededor nuestro están todavía mejor.

Y me sonreí porque justo dos días antes, el viernes 22, había salido publicado en la revista Ellas mi artículo “¿Estoy siendo egoísta?¡Que atinado para mí misma! Así que se los comparto

egoista

¿Estoy siendo egoista? Revista ELLAS

Parto con el termino egoísmo, que considero totalmente erróneo pero así es como se percibe y sobretodo lo percibimos nosotros mismos, cuando nos referimos a dedicarnos tiempo para nosotros. Sí, tiempo exclusivamente para ti para hacer cosas que te ilusionen, te diviertan y te nutran por dentro aunque no tengan ninguna practicidad, rentabilidad ni le aporten a nadie más.

Y claro, con ese rollo de que es egoísmo nos ataca una culpabilidad terrible y nos parece inadmisible, o por lo menos algo que tenemos que explicar y excusar, eso de separar un tiempo en nuestra agenda para nosotros mismos.

Porque si tenemos un tiempo libre, algo de por sí difícil estos días, en vez de relamernos con lo que nos gustaría hacer realmente con él, nos ataca eso de que deberíamos estar trabajando más, pasando más tiempo con nuestros hijos, atendiendo mejor a la pareja, visitando a la familia, ordenando, haciendo algo por los demás y, sobretodo, algo productivo.

Pues ahora te invito y te animo a que no esperes a tener un tiempo libre o a cumplir con todo y todos, porque sí quieres tener una vida que ames todos los días lo mejor que puedes hacer es justamente crear esos espacios exclusivamente para ti.

No estoy diciendo que faltes a tus responsabilidades y ahora pases olímpicamente de todo el mundo, pero si te comparto que incluir una rutina constante de compromiso y atención contigo mismo es lo que va a crearte una vida y energía de expansión donde serás más feliz e irradiaras más felicidad, que es lo mejor que puedes hacer por los demás.

Ya hablamos de que lo que no está en tu agenda no existe, y cuando abres tu agenda encuentras que está tu proyecto, tu casa, tu negocio, tu pareja, tus hijos y hasta el perro pero, si no apareces en ella repetitivamente, eventualmente vas a agobiarte.

Muchas veces no caemos en cuenta del claro mensaje que se nos presenta cuando nos subimos a un avión y nos dan las instrucciones por si ocurriera una despresurización de la cabina ¿Qué es lo primero que dicen? Póngase la mascarilla usted primero y luego ayude a los niños o los que están a su alrededor.

A todos nos da una enorme satisfacción ser autosuficientes y dedicados a los demás e ir de héroe o heroína de Marvel pero, si en el camino nos desgastamos y perdemos el tiempo y la valiosa energía que proviene de estar en contacto con nosotros mismos y nuestro propio cuidado, se nos desvanece nuestra capacidad para disfrutar la vida y nos volvemos más intolerantes e irritables con las demás personas y circunstancias.

Para evitar sentir que nos desbordamos debemos tener el toque ideal de egoísmo que nos permita abstraernos, hacer oasis y ponernos en contacto con nuestras fuentes de gozo. ¿A qué me refiero con eso?

Pues a hacer citas contigo mismo y las cosas que disfrutas con la misma disciplina que llevas tus proyectos. Así, desde clases de zumba o partidos de fúltbol hasta almuerzo con amigos o amigas. De meditación a una siesta. Desde un largo baño a un masaje profesional. Una clase de arte, manicure semanal o noche de pocker. Tú sabes qué te recarga y qué hace un paréntesis para ti donde disfrutas, te consientes y te renuevas.

Todos tus proyectos y las personas que dependen de ti necesitan justamente de ti, de que tú estés bien, para que puedas hacer que todo funcione de la mejor manera posible.

Tú eres la locomotora de tu vida, de como tú estés y tú te sientas va a depender la fuerza y el empuje con que lleves todos los otros proyectos y relaciones en tu vida.

Así que, como ves, dedicarte tiempo a ti mismo NO es ser egoísta, entonces, sin ninguna culpabilidad ¿Qué nuevo nombre le darás a ese tiempo tan necesario para ti?

No esperes a estar desbordándote para dedicarte tiempo. Crea espacios para ti que aparezcan repetidamente en tu agenda con los intervalos que necesites para mantenerte en buen estado.

Recuerda: lo que dejas para cuando tengas tiempo siempre queda de último o postergado indefinidamente. Si quieres crear una vida extraordinaria donde vivas con ilusión ¡no puedes estar de último ni en el limbo!

¿Dónde estás hoy en tu agenda? ¿Dónde vas a estar? ¿Qué días vas a dedicarte para ti en tu agenda? ¿Cuándo vas a asignar esos espacios y estas actividades en tu calendario? Estos espacios tienen la misma importancia que cualquier otro proyecto y es lo mejor que puedas hacer por ti y por otros, por eso, ¡tu momento es ahora!

—–

¿Y qué hice yo?

egoista

Pues bloqueé la mañana del miércoles para que me dieran un buen masaje de hora y media con aceites, aroma terapia, pinchitos y cuanto invento hubiera. Y salí como nueva. Lista para volver al mundo con ganas y con garra.

Y tú ¿Qué necesitas hacer para sentir que te estás dedicando tiempo “egoísta” para ti?

En serio: ¿Qué tan a menudo apareces tú en tu propia agenda?

Me dan muchas ganas de saberlo  😉

Un abrazo, p.-

PD. Si aun no eres miembro de Mi Tribu Querida me encantaría que lo fueras subscribiéndote al blog para estar en contacto. ¡Anímate!

 

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

2 comentarios a “¿Estoy siendo egoista?”

  1. Pilly Rodriguez

    Hola mi bella Paola, el dia que no hago mi meditación no funciono.
    La semana que no me hago manicure y pedicure no me siento aseada jajaja
    Y este año me atreví hacer un nuevo paréntesis viajar sola ( solita solita) cuando vuelva te cuento como te fue en mi experimento

    Responder

  2. Pilly Rodriguez

    Hola mi bella Paola, el dia que no hago mi meditación no funciono.
    La semana que no me hago manicure y pedicure no me siento aseada jajaja
    Y este año me atreví hacer un nuevo paréntesis viajar sola ( solita solita) cuando vuelva te cuento como me fue en mi experimento

    Responder

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.