Cómo manejar la crítica y el rechazo para que no te hagan ni ¡Plín!

como lidiar con la critica y el rechazo

Esto me dijeron: “Si no te gusta Panamá puedes largarte por cualquiera de los dos océanos”

“¿Por qué lo hiciste? El que no la debe no la teme”

WTF!?!

¡Pero si después de 30 años me considero más panameña que un sancocho! Si escondiera algo ¿para que postearlo en FB? Pero, pero, pero…

Así fue como una vez llegaron a mi muro, como quien dice en mi cara, comentarios como este.

Muchas veces dejamos de hacer o decir cosas porque no sabemos como caerán, como nos percibirán o si, justamente, lo que harán es caernos encima. Y otras, ni siquiera pensamos en la percepción ajena y se desencadena una cantidad de reacciones que te dejan atónito.

Y es que hace unas semanas, durante mi viaje a Nueva York, aproveché a sacar una cuenta en Estados Unidos ya que por la extensión de mi negocio necesitaba una cuanta bancaria para anexar al sistema de cobros de Paypal.

Cual sería sorpresa cuando un post que hice en mi cuenta de Facebook contando casualmente mi asombro a la facilidad del trámite, comparado con lo complicado que se ha vuelto en Panamá (yo sé que por exigencias de la OCDE), se volvió bastante viral.

Primero: si hubiera presentido en lo más mínimo que ese post iba a dar una tercera parte de las vueltas que dio…. ¡Me hubiera peinado!!

Hecha esa importante aclaración te cuento que  ese post, que abajo te copio, ademas de generar cerca de 500 compartidos generó un montón de comentarios de lo mas variados.

Y entre personas que reían conmigo, les interesaba la idea y hasta compartían información, no faltaron los troles que se salen del contexto y contestan con comentarios llenos de odio personal, cuando curiosamente, ni me conocen.

Mi primer instinto fue explicarme o contestar, pero decidí dar un paso atrás y estudiar el caso con curiosidad casi científica mientras llegaban los comentarios.

Y así te comparto lo que aprendí…

1.- Nadie es un millón de dólares para caerle bien a todo el mundo.

La verdad es que siempre habrá alguien al que no le caeré bien, al que no le guste lo que hago o le molesta lo que digo. ¡Y ni modo! Es absolutamente desgastante intentar complacer a todo el mundo.

Ser tú mismo es ser congruente con lo que piensas, dices y haces, a algunos no voy a gustarle pero otros se sentirán identificados conmigo y crearemos conexiones estupendas. Lo mejor es enfocarse en estos últimos y a los demás dejarlos pasar.

Tú y yo sabemos que a ti y a mi tampoco nos cae bien todo el mundo y hay gente que nada más abren la boca  se nos van los ojos en blanco para atrás.

2.- No entrar en modo reacción.

Apenas llega un comentario que sientes como crítica, y en especial si se ponen personales, sientes como puñete en la boca del estómago ¿o no? y claro, la primera reacción es defenderte o lazar un puñetazo de vuelta.

Pues me he dado cuenta que cuando llegan así mejor espero medio día, y si es un día completo aun mejor, me doy cuenta que la mayoría de los comentarios no valen la pena contestarlos y los que sí, puedo hacerlo desde una perspectiva serena y mucho más analítica que desde la rabia y la reacción.

3.- Los comentarios dicen más de la persona que los emite que de mí o de ti.

Cuándo consigo separarme de las pasiones del momento y verlo desde otra tercera posición me doy cuenta de que las personas que hacen los comentarios más hirientes son realmente las más amargadas o temerosas de hacer algo, por lo que tú tomando acción o exponiéndote lo toman como un reflejo y saltan atacando.

No tiene que ver tanto con lo que tú o yo hagamos sino con su estado interno y sus propias frustraciones. Y ese ya es su rollo mental, paso igual de engancharme con ellos.

Las personas equilibradas pueden diferir de ti pero no son insultantes por ello.

4.- Cualquier crítica es mejor que no haber hecho nada.

Siempre me acuerdo de Don Quijote “Ladran Sancho, es señal de que avanzamos”. Toda acción crea una reacción, a veces va a animarme y a veces me va a caer como un balde de agua fría pero significa siempre que tomé acción.

No hacer nada, no decir nada, ni señalar nada por miedo a la crítica es muchísimo peor que el más horroroso comentario que puedan hacernos.

Sigue avanzando, aunque ladren.

Ya ves, si todo lo que pasa enseña algo. Ahora soy mucho más comprensiva y amable conmigo misma cuando alguien contesta o me dirige un comentario al más estilo trol,teniendo esto en cuenta puedo no dejarme sacar tanto de zona ZEN porque ya sé que…

No soy un millón de dólares ¡Qué le vamos a hacer!

No voy saltar a reaccionar porque es muy probable que no valga la pena.

Cada quien tiene su rollo en la cabeza y no voy a dejar que el de otro me pegue el suyo ¡cada quien a resolver sus asuntos internos!

Y sobre todo, no me voy a quedar ¡ni quieta ni callada!

La crítica va a venir, déjala ir. El rechazo puede ocurrir así que si pasa, que sea porque estás buscando ser más feliz tú, no porque estás dejando de ser tú para hacer más feliz o menos incomodo a otro.

Ladran Sancho, avanzamos….

¿Sabes de alguien a quien esto le ayudará a que no le saquen de su zona ZEN? ¡Qué bueno si se lo compartes! Para no dejarnos amargar la vida por un trol.

Un abrazo, p.-

PD. Aquí te copio el post que me inspiró a escribir esto y, si aun no eres parte de Mi Tribu Querida, ¡me encantaría que lo fueras! subscribiéndote al blog para estar más en contacto

como manejar con la critica y el rechazo

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

9 comentarios a “Cómo manejar la crítica y el rechazo para que no te hagan ni ¡Plín!”

  1. Julia

    Buenísimoo Paola!!! yo siempre he pensado que la mente es la herramienta más poderosa que tenemos, y sólo debemos aprender a usarla. Te felicito! tienes una manera de expresar tu opinión MUY auténtica, me encanta!

    Responder

  2. Giovanna

    No le vi nada malo a ese post. Me pareció aleccionador incluso. En Panamá hay muchos protocolo para todo, menos para los asuntos más importantes, como la atención esmerada y rápida respuesta. Es parte de la cultura de ambas naciones, y no digo q allá sean mejores que nosotros. Simple y sencillamente que nos llevan mucha ventaja en estas transacciones y debemos aprender de ellos.
    Cuando uno va al Seguro Social si no llevas tu ficha, aunque demuestres que estás trabajando con tu talonario, es por el gusto te rechazan y no te atienden. Pero en esa ocasión vi a personas que no trabajan y estaban siendo bien atendida en su calidad como Beneficiario. En fin! Me gustó que le sacaras jugo a lo antes acontecido, y nada mejor como saber darle la vuelta a la torta y no dejar que las críticas te destrocen, mas bien deben fortalecerte siempre.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Giovanna, yo tampoco pensé que era para comentarios como los que recibí pero como te contaba, definitivamente eso dice mas de la persona que reacciono que del escrito per se.
      Nos falta mucho y se hace camino con quienes están con ganas de construir no de sentarse a echar piedras jaja
      un abrazo, p.-

      Responder

  3. Sacheen

    cada quien tiene paradigmas por cultura, educación, pasajes vividos, de ello nacen historiadores psiquicos, de locos, brujos, todos tenemos un poco al final del día no podemos controlar mentes pero si nuestros actos! Enfoquemonos en lonque podamos influir!

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Definitivamenet uno tiene que enfocarse en lo que uno hace y la visión que tenemos para nuestra vida y avanzar hacia ella con los ojos en nuestro camino, un abrazo, p.-

      Responder

  4. Vanessa

    Sinceramente es la predisposición, como una venezolana los escribió reaccionan asi, soy panameña y aveces es verdad que se pasan un poco en sus comentarios pero se les trata de comprender …. En mi caso tengo muchas personas que no les caigo vien porque estan predispuestas, alguien habla algo negativo de ti y las demas personas lo adquieren como su percepcion hacia ti aunque ni siquiera te hayan tratado, es dificil para mi no ponerme molesta o triste pero quizas ese es la cruz que me tocó y trato de actuar de la forma que pienso que a Dios le agradaría.

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Hola Vanessa, lo mejor es dejar pasar al que no tiene interés de conocerte y sacar sus propios juicios, y puede que tengan juicios que no tiene que ver contigo sino con experiencias previas que ellos no han sabido procesar adecuadamente. Nadie es un millón de dólares pero te aseguro que hay gente que le encantas así que enfocate en ellas!! un abrazo, p.-

      Responder

  5. maria corina

    Me gusto el post. Eres muy tu. muy autentica es lo que se debe aprender de ti. gracias por tus orientaciones.

    Responder

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.