¡Los vampiros sí existen!

vampiros

Quisiera poder decirte que el cuento de las personas vampiros son sólo eso, cuentos. Pero es importante que sepas que lo sí existen, y que sepas que hay personas que son completos vampiros y, además, están muchas veces camuflados en tus círculos más cercanos.

Lo sabes porque cuando pasas un tiempo con ellas, y en ocasiones no les toma mucho, te dejan drenada completamente.

Como atacada por un vampiro sientes que se han llevado un pedazo de ti con ellos.

Es bueno que sepas que existen cuatro tipos de vampiros y a veces una persona puede ser varios de ellos a la vez. Pero no te alarmes, aquí estamos para aprender y la información siempre ha sido poder.

Así que ahora voy a darte una buena noticia: Voy a detallarte qué cuatro tipos de vampiros más comunes existen y qué hace cada uno, de esa manera podrás reconocer estos patrones y evitarlos o cuidarte qué tanto te expones con ellos.

vampirosCOMENCEMOS CON EL VAMPIRO ENERGETICO.

Estas personas son capaces de succionar tu energía como una aspiradora a propulsión.

Por lo general llevan consigo una energía de bajísima vibración, siempre tienen una razón para estar deprimidos, enojados, desconfiados, enfadados, poseedores de la verdad o listos para bajonearte el día.

Son aquellos que cuando tienes una idea lista para emprender van a salirte la economía está fatal, van a mencionarte la cantidad de competencia que hay, el mal momento que es, las estadísticas en contra, o todo lo peor que les va a ellos etc etc etc…

Y ahí estás tu desgastándote tratando de convencerles de tu idea y contagiarles de tu entusiasmo mientras te miran con cara de escepticismo encontrando un pero a todo lo que dices.

También dentro de esta categoría está el otro extremo, estos son tan intensos y van a unas revoluciones tan exageradas que parecen nutrirse de toda la energía que hay a su alrededor para poder llevar la locomoción que traen.

En este caso no has terminado de exponer tu idea y te avalancha con una lluvia de experiencia, comentarios, conocimientos, consejos, planes, ideas y demás que solo consiguen dejarte la cabeza como un bombo.

Estos tipos de vampiros cuestionan con sarcasmo el punto de vista ajeno y están listos para abrirte los ojos a la realidad como ellos la perciben.

Como te comenté, por lo general tienen un pero, un comentario, una contestación, una queja o una experiencia propia sobre la que aleccionar para todo y sobre todos y, antes de que te des cuenta, te encuentras en posición draga; tratando de jalarlos de la posición en que están y poniendo toda tu energía en hacerles ver la vida con ojos más positivos o simplemente desde otra perspectiva.

El vampiro energético está cimentado en su concepto de verdad y la considera absoluta por lo cual lo que dices es constantemente refutado y te sientes como remando contra la corriente todo el tiempo a ver si consigues avanzar, pero será poco o nada.

Lo logres o no, cuando pasas un tiempo con estas personas te sientes que quedas exhausta, cansada, como abollada, porque tratar de cambiarle la visión a este ser, o simplemente compartir tu tiempo con alguien así, tiene el costo de dejarte a ti sin tus fuerzas y energías para ti misma, tus proyectos o hasta tus seres queridos. Quedas A-G-O-T-A-D-A.

vampiro emocionalAHORA VIENE EL VAMPIRO EMOCIONAL.

Reconocerás a este vampiro porque la persona que le encanta el drama.

Aun cuando digan que no les encanta, lo reconoces porque todo lo vuelven un drama. Con esta persona las cosas toman dimensiones épicas. Cualquier evento es una razón para montar un película.

Disfrutan dando vueltas y vueltas sobre un tema, hacer suposiciones y crear y recrear el peor escenario posible escalonadamente. Cualquier suceso puede tomarles horas y hasta días de análisis y matrices interminables con un final peor que otro. Por ahí andan siempre preocupados o sintiéndose víctimas.

Por lo general para el vampiro emocional el convertir su vida, tu vida o la vida por si misma en una novela constante les llena sus días.

Suelen tener discursos como….Cómo vas a hacer eso si fíjate que fulano y mengano se quebraron o les estafaron y te puedes quedar en la calle. Viste lo peligroso que está el mundo y cuidado con lo que haces o dices. ¿Puedes creer que me diga esto o me hagan lo otro? a mí, que sólo me preocupo por los demás. Esto me deja tan mal, no tiene consideración conmigo…. ZZZ…

El drama siempre ha sido procrastinación, quedarse allí les permite no tomar acción hacia ningún lado porque están demasiado ocupados y preocupados inflando un tema. El drama, y defensa de lo que les parece justo o injusto, les alimenta.

Sabes que has estado con un vampiro emocional porque cuando compartes con ellos siempre quedas tú preocupada o sintiéndote culpable.

Así como el vampiro energético te cansa más que todo físicamente, el vampiro emocional te drena internamente y te deja una sensación de zozobra sobre lo haces, has hecho o dicho o piensas hacer.

ESTE ES EL VAMPIRO INTELECTUAL.

Esta persona está constantemente sacándote información sobre lo que haces o sabes de un modo que pareciera muy casual.

Son quienes se acercan a ti desde otros ambientes o facetas de tu vida pero mantienen una doble agenda muy enfocada en sacarte conocimiento, asesoría o contactos.

Suelen ser encantadores y saben manejar las conversaciones y situaciones de una manera que no caes en cuenta hasta que se fueron que estuvieron escarbando tu intelecto, tus ideas, tus proyectos, tus procesos, tus recursos, tu conocimiento.

Son esas personas que te preguntan cómo hiciste las cosas, dónde compras, con qué recursos cuentas, qué procesos usas, quién te ayudó, dónde consigues lo que usas, qué opinas de su idea, cuál es la tuya, cómo lo harías tú, a quién conoces, quienes son tus clientes, tus proveedores, cómo llegas a ellos… etc etc, y no es la persona que viene en plan intercambio de ideas o sumemos esfuerzos, es quién está saca que te saca bien cuidando de no darte a cambio, ya sabes a qué me refiero.

Cuando estás con un vampiro intelectual te sientes al final como si tuviste un buitre sobre la cabeza dándote picotazos y sacándote pedazos de cerebro. Cuando caes en cuenta te sientes desconcertada y abusada.

FINALMENTE EL VAMPIRO ECONOMICO

Este es el más vivo y astuto de todos. Suele hacer gala de un carácter encantador, de otra manera no conseguiría esto.

Este vampiro es esa persona en tu vida que siempre se las apaña para crear planes en la que son otros los que pagan, lo que puede ser desde a paseos o comidas.

Aquel que te pide dinero diciéndote como te lo van a devolver “a la vuelta de la esquina” pero no lo ves nunca más.

El que se las apaña para que otros cubran con sus responsabilidades económicas, se las ingenia para que salga alguien a último momento a poner su pedazo de aporte.

También es aquel que cuando lo invitan no se mide ni un poquito en pedir las mayores cantidades, ni se fija en el costo y es capaz de invitar a otros bajo tu propia invitación.

Cuando ves al un vampiro económico lo ves y sabes que te va a costar dinero a la fija, porque se las va a ingeniar para echarte un cuento o envolverte en una historia o darte tres vueltas y al final sabes que saldrá con dinero tuyo que no volverás a ver o quedarás pagando una cuenta.

Con este tipo de vampiro terminas sintiéndote que te vieron la cara de boba, vamos que te dejaste estafar y que te acaban de atracar sin que te dieras cuenta.


Estoy segura que a medida que leías esto pudiste identificar personas en tu vida que tienen rasgos de vampiros, inclusive cuando tú misma has sido un vampiro.

Este escrito es justamente para que sepas que existen, cuáles son sus patrones y como cuidarte (de ellos y de no ser tú uno).

Lo mejor es tomar la mayor distancia posible de personas así pero no siempre se puede, a veces esa persona es uno de tus padres, hijos, pareja, jefe o colegas. Así que la finalidad de este escrito es que puedas estar clara cuando te encuentras con una persona que puede representar a un vampiro en tu vida y sabiendo esto optes por no tomar su actitud personal.

No los pelees, no trates de hacerlos cambiar de opinión, no te enganches en sus juegos, no te desgastes energéticamente, emocional o intelectualmente, fíjate quienes son esos que siempre te cuestan dinero, respira y acepta que son quienes son y que tienen una manera de comportarse que en algún momento de tu vida te resta, así que aprende a ponerles límites cortésmente.

Protégete cortando sus círculos de conversaciones negativas lo antes posible, y como no puedo dejarte sin una herramienta te comparto la que a mi más funciona para salirme.

Con los vampiros energéticos o emocionales yo digo muy educadamente

“Gracias pero, de verdad, esta conversación en este momento me parece que no me aporta”.

Con los vampiros intelectuales

“En otro momento te cuento con detalle”

Con los vampiros económicos cuando es momento de la cuenta decirle a quien cobra de entrada

“Por favor nos trae la cuenta divida en dos, gracias”

y con los famosos prestamos

“En este momento estoy invirtiendo en otro proyecto así que no puede ser en esta ocasión”

O los vampiros vuelan, o cortésmente ¡vuelo yo!

Yo cada vez voy cortando más este tipo de personas en mi vida, o al menos este tipo de comportamientos con los frenos que te menciono.

Que te chupen la energía, el estado emocional, el cerebro o la billetera nunca ha sido el camino para que tú seas mejor o llegues más lejos y este mundo necesita más gente con ganas, garra, actitud y disposición y ¡menos vampiros!

Cuídate de ellos y sobretodo de convertirte en uno para otros.

Un abrazo, p.-

PD. Tengo un regalo para ti, descárgate AQUI mi guía práctica para crear una vida que ames todos los días “7 PASOS PARA ENAMORARTE DE TU VIDA” (donde verás como incluye decirle que NO a este tipo de personas).

Te gustó el Artículo?

Únete a mi Tribu para recibir más

Tu Momento es ahora!

6 comentarios a “¡Los vampiros sí existen!”

  1. Graciela

    Muy buena la guía. Definitivamente he estado rodeada de estos vampiros… Por fortuna ya aprendí a salir de ellos! Pero siempre hay que estar pendientes porque cuando menos esperas te rondan para drenarte..Un abrazo!

    Responder

  2. mariai isabel petracco

    buenisimo!! pero yo creo que en algun momento de mi vida he vampireado a alguien… aun sin darme cuenta o pensar que me pasaba de viva.
    creo que todos hemos hecho lo mismo,,, y lo bueno es darse cuenta que es una forma de atropellar a los demas.. emocional, intelectual, y de la forma que se te ocurra.
    a mi edad me doy cuenta de muchas cosas que hice bien y que hice mal… siempre creyendo que no perjudicaba a los demas.
    de nuevo gracias, es bueno darse cuenta que no solo los toxicos y los vampiros son los demas. Un beso muy grande!!!

    Responder

    1. Paola Schmitt Post author

      Siiii, muchas veces nosotros hemos sido vampiros, por eso te enseño a reconocerlos y te invito a verte en el espejo, para detectar el comportamiento en otros y en una misma, un abrazo, p.-

      Responder

Escribir un Comentario

Your email address will not be published.